Compartir: 
El BCE toma nota de la solidez de la recuperación de la eurozona y adopta un tono menos restrictivoEl BCE toma nota de la solidez de la recuperación de la eurozona y adopta un tono menos restrictivo

El BCE toma nota de la solidez de la recuperación de la eurozona y adopta un tono menos restrictivo. Tal y como se esperaba, el BCE mantuvo inalterados los parámetros de su política monetaria. Con todo, la autoridad monetaria de la eurozona hizó hincapié en la firmeza de la actividad, que reflejó en una nueva mejora de sus previsiones de crecimiento. Como consecuencia, el Consejo de Gobierno de la entidad adoptó un tono menos acomodaticio en su comunicado al indicar que ya no veía la necesidad de bajar los tipos oficiales (mientras que anteriormente sugería que podría volver a reducirlos). Finalmente, respecto a la estrategia de salida de su política de balance, Draghi indicó que no fue un tema abordado durante la reunión, pero confía en la flexibilidad del diseño del programa de compra de activos para poder ajustarlo según las necesidades.

La libra esterlina se debilita tras las elecciones legislativas británicas. Los conservadores de Theresa May ganaron las elecciones con 318 escaños aunque perdieron la mayoría absoluta en el Parlamento. Este resultado ha alimentado los temores de inestabilidad política a pocos días del inicio de las negociaciones para el proceso de salida del Reino Unido de la UE. En particular, este desasosiego se reflejó en el mercado cambiario, donde la libra mostró una ligera apreciación previa a las elecciones para caer en torno a 2% frente al euro y al dólar tras los comicios.

El precio del petróleo encadena una tercera semana de caída. Dos semanas después de la renovación del acuerdo de la OPEP, el precio del barril de Brent siguió descendiendo hasta situarse alrededor de los 48 dólares. Un nivel parecido al de noviembre de 2016, justo antes del anuncio del primer acuerdo del cártel petrolero. Esta debilidad se debió, en buena parte, a las preocupaciones por un exceso de oferta, las cuales se intensificaron tras el primer repunte de las existencias en EE. UU. en nueve semanas.

Compartir: