Compartir: 
El consumo privado en la eurozona se modera ligeramenteEl consumo privado en la eurozona se modera ligeramenteEl consumo privado en la eurozona se modera ligeramenteEl consumo privado en la eurozona se modera ligeramente

El consumo privado en la eurozona se modera ligeramente. En particular, las ventas minoristas aumentaron un 1,6% interanual en febrero, un registro 0,2 p. p. por debajo del del mes anterior. Esta ligera desaceleración se explica, principalmente, por un descenso temporal en las ventas de ropa y calzado, que estimamos que se revertirá en los próximos meses.

La inflación en la eurozona repuntó en marzo hasta el 1,4%, 3 décimas por encima del registro del mes anterior. Este aumento se explica, en buena parte, por el mayor incremento de precios de alimentos y servicios. Por otra parte, la inflación subyacente se situó en el 1,3%, 1 décima por encima del dato de febrero. De cara a los próximos meses, esperamos que la inflación siga aumentando de forma gradual, de la mano del crecimiento de la actividad.

El desempleo en la eurozona sigue disminuyendo. En particular, la tasa de desempleo se situó en el 8,5% en febrero, 1 p. p. por debajo del registro del mismo mes del año anterior, y la más baja desde finales de 2008. El descenso, aunque generalizado por países, fue especialmente relevante en Portugal (del 9,9% al 7,8%), España (del 18,2% al 16,1%) y Francia (del 9,6% al 8,9%).

Economía portuguesa

El mercado de trabajo sigue mostrando una tendencia favorable a principios de año. La tasa de desempleo disminuyó en febrero hasta el 7,8% (9,9% en febrero de 2017), una significativa reducción que la sitúa en el nivel más bajo desde julio de 2004. Por otro lado, el empleo aumentó un 3,0% interanual hasta alcanzar los 4,8 millones. Este aumento emplazó la tasa de empleo en el 61,4% en febrero, un nivel similar al de 2008.

La tasa de morosidad continúa su reducción paulatina y se situó en el 13,3% en el 4T 2017. El descenso de la morosidad en el último trimestre del año (–1,3 p. p.) fue el mayor desde el inicio de la publicación de la serie. En volumen, el stock de préstamos morosos se redujo en 2.900 millones de euros respecto al 3T 2017, y acabó el año en unos 37.000 millones de euros. La disminución de la morosidad fue generalizada en todos los segmentos de crédito. Destacó, en particular, la de las empresas no financieras (–1.600 millones).

Compartir: