Compartir: 
El consumo privado retoma el pulsoEl consumo privado retoma el pulsoEl consumo privado retoma el pulso

El consumo privado retoma el pulso. En agosto, después de tres meses de ralentización, las ventas minoristas volvieron a coger brío, con un crecimiento del 1,6% interanual. Ello es indicativo de que el consumo privado sigue siendo uno de los principales motores del crecimiento económico.

La inflación sube en septiembre hasta el 1,9%. El aumento, de 3 décimas con respecto al mes anterior, se explica por la subida del precio de los alimentos y las bebidas no alcohólicas. En los próximos meses, la inflación se moderará, principalmente, por efectos de base de los precios de la electricidad.

El saldo por cuenta corriente de julio se situó en el +1,8% del PIB, 20.892 millones de euros (acumulado de 12 meses), por encima de los 16.742 millones de julio de 2016, ante el menor déficit de rentas y la mejora del superávit de servicios, turísticos y no turísticos. En este sentido, las llegadas de turistas internacionales alcanzaron los 57,3 millones en el acumulado de enero a agosto, lo que supone un incremento del 9,9% interanual.

Las cuentas públicas siguen ajustándose. El déficit consolidado del conjunto de las Administraciones públicas en el 2T se situó en el 2,1% del PIB, 8 décimas por debajo del registro del 2T 2016. El déficit del Estado, del que ya se disponen datos hasta agosto, representó el 1,8% del PIB, una mejora de 1,0 p. p. con respecto al registro de un año atrás.

La morosidad sube ligeramente. En concreto, la tasa de morosidad se situó en el 8,47% en julio (8,43% en agosto) debido a un ligero aumento en el volumen de crédito dudoso en el mes. Con todo, es importante destacar que, pese a este aumento, la tasa de mora actual continúa siendo la más baja de los últimos cinco años. De cara a los próximos meses, se prevé que las ventas de carteras de activos dudosos impulsen la reducción de dicha tasa.

Compartir: