Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
El crecimiento alemán sufre un parón momentáneoEl crecimiento alemán sufre un parón momentáneoEl crecimiento alemán sufre un parón momentáneoEl crecimiento alemán sufre un parón momentáneo

El crecimiento alemán sufre un parón momentáneo. En el 3T, el PIB alemán cayó un 0,2% intertrimestral, un dato peor de lo esperado (el crecimiento interanual se situó en el 1,2%). Todo apunta a que el frenazo se debe a factores temporales, a saber, una contribución negativa de las exportaciones netas y una menor producción de coches debido a las nuevas regulaciones sobre emisiones que entraron en vigor el 1 de septiembre. En este contexto, en el conjunto de la eurozona, la producción industrial moderó su crecimiento en septiembre (0,9% interanual, 2 décimas por debajo del avance del mes anterior).

Preacuerdo sobre el brexit. La semana pasada Londres y Bruselas llegaron a un preacuerdo para la salida del Reino Unido de la UE. Dos de los puntos más destacables del preacuerdo fueron la posibilidad de extender (en principio solo una vez) el periodo de transición más allá de diciembre de 2020, y la permanencia del Reino Unido en una unión aduanera con la UE si no se llegara a un acuerdo de salida durante dicho periodo de transición. El siguiente paso requiere que sendos parlamentos aprueben el borrador del brexit, algo que se estima complicado en el caso del Reino Unido, donde varios ministros ya han mostrado su desaprobación anunciando sus dimisiones. En este contexto, la libra se ha depreciado considerablemente respecto al euro (véase la sección de Mercados).

Economía portuguesa

El PIB desaceleró su avance en el 3T 2018. En concreto, el PIB creció un 0,3% intertrimestral en el 3T, por debajo del 0,6% del trimestre anterior (2,1% interanual, frente al 2,4% del 2T). El dato preliminar indica que la ralentización en términos interanuales fue consecuencia de una contribución menor de la demanda interna. En cuanto a la contribución de la demanda externa, esta se mantuvo en terreno negativo. En este contexto, el indicador adelantado de actividad que elabora el Banco de Portugal se mantuvo en el 1,9% en octubre, y el del consumo privado cayó un 1,4%, lo que apunta que la tendencia de desaceleración de la actividad se mantiene en el 4T.

La entrada de turistas extranjeros está perdiendo fuelle. En el acumulado de enero a septiembre, entraron solo un 0,1% más de turistas con respecto al mismo periodo de 2017. En lo que se refiere a las pernoctaciones, de enero a septiembre se registró una pérdida interanual del 2,5%, en buena parte, como consecuencia de la disminución de entrada de turistas europeos (especialmente, ingleses y alemanes).

Las nuevas operaciones de crédito al sector privado se desaceleraron ligeramente en septiembre. Esta tendencia se observa, sobre todo, en los nuevos préstamos para la adquisición de vivienda, que aumentaron un 24,3% interanual en el acumulado del año hasta septiembre, un ritmo robusto pero inferior al observado en 2017 (41,4%). Parte de esta desaceleración se explica por las medidas macroprudenciales implementadas a partir de julio por el Banco de Portugal para limitar una excesiva relajación en los criterios de concesión de crédito. En cuanto a las sociedades no financieras, los nuevos préstamos aumentaron de forma robusta, un 13,3% interanual (acumulado en el año), lo que refleja el mayor dinamismo de la inversión.

Compartir: