Compartir: 
El crecimiento del consumo apoya la recuperación

Buen final de año para el consumo privado. El indicador de la confianza del consumidor aumenta hasta los -5,7 puntos en diciembre (comparado con los -5,9 en noviembre), el mejor dato del segundo semestre de 2015. Este indicador refleja el buen tono del consumo privado, que se ha convertido en el principal motor del crecimiento económico de la eurozona. El poder adquisitivo de los hogares se ha visto favorecido por la caída de precios del petróleo y, sobre todo, por los aumentos de los ingresos procedentes del trabajo (gracias a una mejora de los salarios y del número de asalariados). 

Compartir: