Compartir: 
El dinamismo de la actividad económica, del mercado laboral y del sector inmobiliario se mantiene en el 3T El dinamismo de la actividad económica, del mercado laboral y del sector inmobiliario se mantiene en el 3T El dinamismo de la actividad económica, del mercado laboral y del sector inmobiliario se mantiene en el 3T

La actividad económica avanza a buen ritmo. En septiembre, el índice PMI del sector servicios se situó en los 54,7 puntos, en clara zona expansiva, y señala que este sector lideró el crecimiento económico en el 3T. Por su parte, el sector industrial muestra indicios de un mayor dinamismo tras unos meses de languidez: el índice PMI del sector manufacturero subió hasta los 52,3 puntos en septiembre y la producción industrial repuntó en agosto (4,0% interanual). En este contexto favorable, el FMI ha mejorado el crecimiento del PIB previsto para 2016 al 3,1% (igualando la previsión de CaixaBank Research).

Buen balance del mercado laboral en el 3T. El número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 12.025 personas en septiembre, de modo que el ritmo de creación de empleo se mantuvo en un elevado 3,0% interanual. El ascenso de los afiliados se concentró en la educación (+61.555), coincidiendo con el inicio del curso escolar. En cambio, y como es habitual en septiembre, se destruyó ocupación en los sectores ligados al turismo, como la hostelería (–43.256) y el comercio (–29.026). En el conjunto del trimestre, el empleo retrocedió en 48.000 personas, un registro mejor que el del 3T 2015. Por su parte, el paro registrado aumentó en 22.801 personas, una cifra similar al promedio histórico de los meses de septiembre. En los próximos trimestres, esperamos que el ritmo de creación de empleo se ralentice ligeramente.

El mercado inmobiliario mantiene su tendencia alcista. Las compraventas de viviendas crecieron en agosto un 14,3% interanual (en el acumulado de 12 meses). Sin embargo, el crecimiento de dichas compraventas es muy dispar entre regiones, lo cual, unido a la heterogeneidad también en el stock de vivienda nueva por vender, comporta una presión sobre los precios muy distinta entre territorios.

Compartir: