Compartir: 
El FMI mantiene las perspectivas de crecimiento global para 2015, mientras que China sigue desacelerandoEl FMI mantiene las perspectivas de crecimiento global para 2015, mientras que China sigue desacelerando

Según el FMI, la economía mundial crecerá un 3,5% en 2015 y un 3,8% en 2016, en línea con la previsión de enero. En 2015, el crecimiento seguirá una recuperación muy gradual, que se apoyará en la mejora de las economías avanzadas. El descenso del precio del petróleo, las tensiones geopolíticas y la desaceleración de China seguirán afectando a las economías emergentes. Por países, destacan la revisión a la baja de EE. UU. (3,1%), aunque sigue siendo la economía rica que más crecerá, y las revisiones al alza de la eurozona (1,5%) y de Japón (1,0%). Entre los emergentes, los mayores deterioros respecto a la previsión de enero recaen en Brasil (-1,0%) y en Rusia (-3,8%). A pesar de que los riesgos a la baja siguen siendo notables, el FMI afirma que han disminuido en los últimos cuatro meses.

En EE. UU., los precios volvieron a crecer en marzo un 0,2% intermensual, aunque los descensos de los últimos meses todavía sitúan la inflación en niveles muy bajos (-0,1% interanual). Con todo, la inflación subyacente (sin alimentos ni energía) se mantuvo en cotas más vigorosas, tras aumentar una décima con respecto a febrero (1,8%).

China inicia 2015 con el menor crecimiento en seis años. El gigante asiático avanzó un moderado 7,0% interanual (1,3% intertrimestral), por debajo del registro del 4T 2014 (7,3%) y de nuestras estimaciones. Los indicadores de actividad más recientes ilustran este menor ritmo de avance: el índice de producción industrial aumentó un 5,6% interanual en marzo, significativamente por debajo del 8,6% de 2014. En este contexto de ralentización, el Ejecutivo del país ya ha movido ficha rebajando el coeficiente de caja en 1,0 p. p.

Compartir: