Compartir: 
El FMI mantiene las previsiones de crecimiento mundial mientras mejoran los indicadores de EE.UU. El FMI mantiene las previsiones de crecimiento mundial mientras mejoran los indicadores de EE.UU.

El FMI mantiene sus previsiones de crecimiento mundial, pero alerta sobre los riesgos políticos. El Fondo espera una cierta aceleración de la economía global, que pasará de crecer un 3,1% en 2016 al 3,4% de 2017. Los principales riesgos para la expansión son de carácter político (en especial, al FMI le preocupa un posible giro hacia políticas proteccionistas y medidas populistas). Los riesgos de carácter macrofinanciero (volatilidad financiera y flujos de capitales hacia los emergentes), aunque se han vuelto menos prominentes, siguen presentes. Respecto a sus previsiones anteriores, cabe destacar la revisión a la baja de EE. UU. y al alza de Japón y la eurozona (todas ellas en línea a las de CaixaBank Research). Por lo que se refiere a los países emergentes, el FMI ha mantenido sin excesivos cambios sus perspectivas, con la salvedad de Rusia, para la que reconoce una salida de la recesión más rápida de lo esperado.

Sigue la robustez laboral en EE. UU. y mejoran los indicadores de sentimiento económico. Así, en septiembre, se crearon 156.000 puestos de trabajo, un dato significativo y que sitúa el promedio anual en los 178.000 mensuales. La tasa de paro se mantuvo en un contenido 5,0% y los salarios siguieron marcando avances importantes (2,6% interanual). Por su parte, el índice de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas aumentó hasta los 51,5 puntos en septiembre, y dejó atrás el débil dato de agosto (49,4 puntos). En la misma línea, su homólogo en servicios escaló hasta los 57,1 puntos (51,4 en el mes anterior), marcando el mayor incremento intermensual de la serie.

Compartir: