Compartir: 
El FMI mejora sus previsiones de crecimiento mundial, pero los riesgos bajistas siguen siendo importantesEl FMI mejora sus previsiones de crecimiento mundial, pero los riesgos bajistas siguen siendo importantes

El FMI mejora sus previsiones de crecimiento mundial, pero los riesgos bajistas siguen siendo importantes. El Fondo espera una clara aceleración de la economía global, que pasará de crecer un 3,2% en 2016 a un 3,6% en 2017, y un 3,7% en 2018. Los principales riesgos para la expansión son de carácter macrofinanciero (efectos del endurecimiento monetario, volatilidad financiera, con especial mención de China por sus desequilibrios, y flujos de capitales hacia los emergentes) y político (en especial, al FMI le preocupa un posible giro hacia políticas proteccionistas y los de naturaleza geopolítica). Respecto a sus previsiones anteriores, cabe destacar la revisión al alza de la eurozona y, en menor grado, de EE. UU. Por lo que se refiere a los países emergentes, el FMI ha mejorado las perspectivas de Rusia y Brasil, y en menor medida de China, mientras que ha revisado a la baja las de la India. El cuadro macroeconómico que dibuja el Fondo es similar al que maneja CaixaBank Research.

La inflación de EE. UU. sube hasta el 2,2% en septiembre, 3 décimas por encima del registro del mes anterior. En términos intermensuales, se trata del mayor incremento desde enero (0,5%) aupado, sobre todo, por el sustancial aumento del precio del componente energético tras el paso de los huracanes Harvey e Irma. Por su parte, la inflación subyacente se mantuvo en el 1,7% por quinto mes consecutivo. La solidez del dato está en consonancia con una nueva subida por parte de la Fed a finales de año, tal y como indicaban en su última reunión de septiembre.

China: aceleración del crecimiento de las exportaciones. Las exportaciones (en términos nominales y en dólares) avanzaron un 8,1% interanual en septiembre, por encima del 5,6% de agosto, ante una mejora de las ventas a Europa y EE. UU. Por otro lado, las importaciones también avanzaron con solidez (un 18,7% interanual), lo que es indicativo de la buena marcha de la demanda interna del país asiático.

Compartir: