Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía española
El FMI modera las previsiones de crecimiento para la economía españolaEl FMI modera las previsiones de crecimiento para la economía española

El FMI modera las previsiones de crecimiento para la economía española. En el análisis que realiza la institución sobre el país de forma anual, el FMI rebajó en 2 décimas la previsión de crecimiento de 2018, hasta el 2,5%, y mantuvo la perspectiva para 2019 (en el 2,2%). Unas previsiones en consonancia con las de CaixaBank Research (del 2,5% en 2018 y del 2,1% en 2019). La institución recalcó que la moderación en las tasas de avance se debe a un menor empuje de los factores de apoyo cíclicos y a un contexto internacional más adverso. Asimismo, también destacó la necesidad de reducir la deuda pública, que permanece en niveles elevados (cerca del 98% del PIB) a pesar del ajuste del déficit realizado en los últimos años. La Comisión Europea destacó este mismo punto en su opinión sobre los presupuestos de 2019 presentados por el Gobierno, donde enfatizó la necesidad de asegurar la reducción del déficit estructural así como del nivel de deuda pública.

El precio de la vivienda modera su avance. El incremento del precio de tasación de la vivienda en el 3T fue modesto, del 0,1% intertrimestral (3,2% interanual), por debajo del registro del trimestre anterior (del 1,4% intertrimestral y 3,8% interanual). El moderado incremento sorprende en un contexto en el que la demanda de la vivienda exhibió una notable fortaleza en el 3T. Con todo, las perspectivas del sector se mantienen favorables ante la buena evolución del mercado laboral, el mantenimiento de unas condiciones financieras acomodaticias y el soporte de la demanda extranjera.

La morosidad siguió reduciéndose en septiembre. En concreto, la tasa de morosidad se situó en el 6,18%, por debajo del registro del mes anterior (6,34%). De este modo, se afianza la mejora de la morosidad del sistema financiero, que en los últimos 12 meses ha acumulado una caída de 2,15 p. p., la mitad de los cuales se explican por la desconsolidación del negocio inmobiliario de Banco Popular. A medio plazo, se espera que la tasa de mora siga reduciéndose, aunque a un ritmo menor, apoyada en la mejora del mercado laboral y el mayor dinamismo en ventas de carteras de crédito dudoso.

Compartir: