Compartir: 
El FMI prevé una aceleración del crecimiento mundial en 2017 (3,5%) y 2018 (3,6%)El FMI prevé una aceleración del crecimiento mundial en 2017 (3,5%) y 2018 (3,6%)

El FMI prevé una aceleración del crecimiento mundial en 2017 (3,5%) y 2018 (3,6%), tras un avance del 3,2% en 2016. El mayor ritmo de actividad se apoyará tanto en las economías avanzadas como en las emergentes. Y aunque destaca que los riesgos en torno a las previsiones de crecimiento están equilibrados a corto plazo, a medio plazo siguen sesgados a la baja. Entre los riesgos que subraya el Fondo cabe mencionar el proceso de normalización de la Fed, los desequilibrios en China, las elevadas valoraciones de mercado así como el proteccionismo y los riesgos geopolíticos. En positivo, la recuperación de la eurozona podría sorprender al alza.

La economía estadounidense acelera ligeramente en el 2T. El PIB de EE. UU. creció un 0,6% intertrimestral en el 2T 2017, por encima del 0,3% del 1T. En términos interanuales, el avance fue del 2,1%. Por componentes de demanda, la aceleración se debió, en buena parte, a la mejora en el consumo privado, que representa casi un 70% del PIB, y al repunte del consumo público. Asimismo, este trimestre, el componente de existencias no contribuyó negativamente, tal y como sí hizo en el 1T. En este contexto, la Fed no introdujo grandes cambios en su estrategia de normalización monetaria y señalizó que la reducción del balance podría iniciarse en la reunión de septiembre.

La inflación japonesa sigue estable pero en cotas muy bajas. Así, la inflación general se situó en el 0,4% en junio, igualando el registro de mayo; y la subyacente (sin alimentos ni energía) se mantuvo en el 0,0%, mostrando de nuevo la debilidad de los precios. En este sentido, el avance de los precios todavía se sitúa muy lejos del objetivo del 2% marcado por el BoJ. Un objetivo que el banco central retrasó hasta después de 2018 en su última reunión de julio.

Compartir: