Compartir: 
El FMI revisa a la baja la previsión de crecimiento mundial por el flojo inicio de año de EE. UU.El FMI revisa a la baja la previsión de crecimiento mundial por el flojo inicio de año de EE. UU.

Según el FMI, la economía mundial crecerá un 3,3% en 2015, dos décimas por debajo de la previsión de abril y una décima por debajo del avance de 2014. Como ya ocurriera el año pasado, el empeoramiento de las perspectivas de crecimiento es consecuencia de un débil inicio de año en EE. UU., a causa de factores transitorios (el temporal hibernal y la huelga portuaria). Precisamente, la economía estadounidense ha sido una de las más afectadas por la revisión a la baja del FMI (del 3,1% al 2,5%). Por otro lado, también ha revisado a la baja las previsiones para Latinoamérica, por el recorte en sus dos principales economías: Brasil (-1,5%) y México (+2,4%).

Buenos datos de actividad en EE. UU. El indicador de sentimiento empresarial (ISM) para los servicios subió hasta los 56,0 puntos (desde los 55,7 de mayo), en línea con el avance de su homólogo en manufacturas, tal y como reseñábamos la semana pasada. Ambos índices son indicativos de avances del PIB superiores al 3%. En este sentido, iniciar el proceso de subidas del tipo de interés de referencia a la vuelta del verano, como se deduce de las minutas de la reunión de junio del FOMC, es una opción razonable.

En China, la inflación aumenta ligeramente en junio, aunque todavía se mantiene en cotas moderadas. El IPC de junio avanzó un 1,4% interanual, dos décimas por encima del registro de mayo, pero todavía muy por debajo del objetivo del banco central (en torno al 3%). Sin duda, es una muestra de la debilidad de la demanda interna.

Compartir: