Compartir: 
El FMI revisa al alza el crecimiento del PIB de España hasta el 2,6% en 2017, 3 décimas más que en eneroEl FMI revisa al alza el crecimiento del PIB de España hasta el 2,6% en 2017, 3 décimas más que en eneroEl FMI revisa al alza el crecimiento del PIB de España hasta el 2,6% en 2017, 3 décimas más que en enero

El FMI revisa al alza el crecimiento del PIB de España hasta el 2,6% en 2017, 3 décimas más que en enero. Tanto la cifra como la revisión reiteran que la economía española crece significativamente por encima de su entorno de referencia, como se constata cuando se considera que el FMI sitúa el crecimiento de la eurozona en el 1,7% (+0,1 p. p.). En CaixaBank Research esperamos un crecimiento algo superior, del 2,8%. En una perspectiva geográfica más amplia cabe destacar que el Fondo prevé un crecimiento global del 3,5%, una revisión al alza de 1 décima debida a que los avanzados están evolucionando más positivamente de lo previsto. Con todo, cabe señalar que el crecimiento de emergentes como China y Rusia también han sido revisados al alza. Los riesgos a la baja que el FMI destaca son los de naturaleza política, el proteccionismo, el impacto de la normalización de la Fed en ciertos emergentes y la deuda de China.

El saldo comercial empeora por el precio del petróleo. En febrero, el déficit comercial de bienes se situó en el 1,8% del PIB (acumulado de 12 meses), el máximo desde julio de 2016 (en términos de PIB) por la subida del precio del petróleo. Con todo, las exportaciones crecieron un significativo 3,3% interanual (la tasa más alta desde mayo), superior al 1,8% de las importaciones (ambas cifras acumuladas de 12 meses).

La deuda pública aumenta ligeramente en febrero. La deuda del conjunto de las Administraciones públicas se situó en los 1.118 miles de millones de euros, lo que representa un incremento del 3,2% respecto a febrero de 2016. El elevado nivel de deuda pública, que roza el 100% del PIB, recuerda la necesidad de seguir con los esfuerzos de consolidación fiscal.

La tasa de morosidad sigue descendiendo. El saldo de crédito dudoso disminuyó en febrero hasta los 115.017 millones de euros y acumula un retroceso del 42% desde el nivel máximo alcanzado en enero de 2014. En consonancia, la tasa de morosidad siguió su tendencia descendente y se situó en el 9,1%. En los próximos meses, la mejora de la economía y la venta de carteras de activos dudosos seguirán favoreciendo la reducción de dicha tasa.

Compartir: