Compartir: 
El FMI vuelve a reducir sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene un balance de riesgos sesgado a la bajaEl FMI vuelve a reducir sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene un balance de riesgos sesgado a la baja

El FMI vuelve a reducir sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene un balance de riesgos sesgado a la baja. Tras un avance del 3,7% en 2018, la economía mundial crecerá un 3,5% en 2019 y un 3,6% en 2020, 2 y 1 décimas, respectivamente, por debajo de las cifras que manejaba el Fondo en sus previsiones de octubre. La revisión es el resultado, en buena parte, de la moderación del crecimiento en las economías core de la eurozona (en particular, Alemania e Italia) y de muchas economías emergentes (la excepción principal es China). Asimismo, la institución destacó especialmente un balance de riesgos a la baja importante, entre los que destacan las tensiones comerciales, el brexit y una desaceleración en China mayor a la prevista.

China despide el 2018 confirmando el enfriamiento de su economía. En particular, con el dato del 4T 2018 (crecimiento del 6,4% tras el 6,5% del trimestre anterior), la economía china creció un 6,6% en 2018, 3 décimas por debajo del registro de 2017. La desaceleración se explica por la combinación del endurecimiento regulatorio para reducir el apalancamiento y las tensiones comerciales con EE. UU. Se espera que la desaceleración prosiga en 2019, aunque de forma gradual, gracias a la implementación de nuevas medidas de estímulo, especialmente una mayor inversión pública en infraestructuras. Con todo, las dudas sobre si la desaceleración de la economía es mayor de lo que indican los datos oficiales continuarán planeando sobre el gigante asiático.

Compartir: