Compartir: 
El mercado laboral de EE. UU. sigue reportando buenos datosEl mercado laboral de EE. UU. sigue reportando buenos datos

El mercado laboral de EE. UU. sigue reportando buenos datos. En marzo se crearon 98.000 puestos de trabajo, aunque se trata de un registro menor que en meses anteriores, es un dato significativo, especialmente, dada la madurez del ciclo en la que se encuentra la economía estadounidense. De hecho, Janet Yellen situó en unos 100.000 puestos la creación mensual de equilibrio bajo pleno empleo. Asimismo, la tasa de paro descendió ligeramente hasta el 4,5%, y los salarios avanzaron un considerable 2,7% interanual. Por otra parte, los índices de sentimiento empresarial (ISM) se mantuvieron en una cómoda zona expansiva en el mes de marzo. En este contexto, no es extraño que la Fed volviera a aumentar el tipo de interés en marzo.

Leve mejora en los indicadores de sentimiento de Japón, aunque las perspectivas siguen débiles. Así, el índice de sentimiento empresarial (Tankan) del 1T mejoró de manera generalizada para todos los tipos de empresas. En particular, el índice para las grandes empresas manufactureras se situó en los 12 puntos (promedio de 7,0 puntos en 2016). Por su parte, el índice para las grandes empresas de servicios subió hasta los 20 puntos, el primer aumento desde mediados de 2015. Con todo, los indicadores que miden las perspectivas futuras han empeorado ligeramente.

Datos mixtos en el sentimiento empresarial de China, aunque todavía en zona expansiva. Así, el índice de sentimiento empresarial de manufacturas (PMI), elaborado por la Oficina Nacional de Estadística china, subió en marzo y alcanzó los 51,8 puntos (51,6 en febrero). Por el contrario, el índice de manufacturas elaborado por Caixin bajó ligeramente hasta los 51,2 puntos (51,7 en febrero).

Rusia acelera en el final de 2016. El crecimiento del PIB se situó en en el 0,3% interanual en el 4T, netamente por encima de lo esperado. En el cómputo anual de 2016, la caída del PIB se situó en un 0,2%, una mejora clara respecto al –2,8% de 2015. La reactivación económica se está basando en un menor deterioro de la demanda interna que se combina con una aportación del sector exterior muy positiva. Para los próximos trimestres, se espera que la demanda interna consolide su crecimiento al tiempo que la demanda externa mantenga una contribución positiva.

Compartir: