Compartir: 
Los diputados animan al BCE a que, como respuesta a la crisis de la deuda, compre bonos nacionales de los países de la zona euro, "siguiendo así la larga y contrastada práctica del Banco de Inglaterra y de la Reserva Federal de Estados Unidos".
 
El texto señala que la ausencia de un mecanismo de gestión de crisis predefinido y el comportamiento de algunos gobiernos han dificultado una rápida solución de la crisis de la deuda soberana de algunos Estados miembros de la zona euro. El texto recuerda que, si bien el objetivo de recuperar el equilibrio de las finanzas públicas y reducir el endeudamiento es necesario para los Estados con un exceso de deuda, esto no resolverá por sí solo el problema de los desequilibrios económicos entre los países de la zona euro.
 
El Parlamento Europeo señala que las medidas que el BCE ha introducido desde octubre de 2008 en apoyo del crédito han tenido éxito para evitar una recesión más profunda y nuevas perturbaciones financieras. Sin embargo, expresa su preocupación por la "posible asimetría de las repercusiones de la estrategia de salida del BCE, a la vista de las sustanciales diferencias entre los estados miembros de la zona euro". En este sentido, el informe pide a los gobiernos que coordinen sus políticas económicas.
Compartir: