Compartir: 
El PIB avanzó un sólido 0,7% intertrimestral en el 4T 2017El PIB avanzó un sólido 0,7% intertrimestral en el 4T 2017

El PIB avanzó un sólido 0,7% intertrimestral en el 4T 2017, solamente 1 décima por debajo del registro del 3T. A falta de conocer el detalle por componentes, el consumo privado habría reducido ligeramente su ritmo de avance, según apunta la evolución de las ventas minoristas (avanzaron un 0,9% interanual promedio en el 4T, comparado con un 1,7% en el 3T). Para el conjunto del año 2017, el crecimiento del PIB se situó en el 3,1% y las perspectivas para 2018 siguen siendo muy positivas.

Buena evolución del mercado laboral en enero. En términos desestacionalizados, los afiliados a la Seguridad Social aumentaron en 66.578 personas (superior al aumento mensual promedio del 2017 de 50.935 personas). Sin embargo, como es habitual en enero, si miramos la serie sin desestacionalizar, el número de afiliados disminuyó (–178.000) y el paro registrado aumentó (64.000).

La inflación vuelve a moderarse en enero: 6 décimas hasta el 0,5%. A falta del detalle por componentes, la moderación se explicó por el efecto de base del precio de la electricidad, que se situó en máximos en enero de 2017.

El saldo por cuenta corriente de noviembre se situó en el 1,7% del PIB (acumulado de 12 meses), una cifra significativa a pesar de situarse ligeramente por debajo de la del año anterior. El aumento de las importaciones de bienes alimentaron el deterioro, en parte compensado por el menor déficit de rentas y la mejora del superávit de servicios. En este sentido, 2017 terminó con buenas cifras en el ámbito turístico (pese a la ralentización en el 4T). En concreto, llegaron 81,8 millones de turistas internacionales, lo que representa un 8,6% más que en 2016.

La actividad crediticia fue muy dinámica en 2017. La nueva concesión de crédito a hogares para la compra de vivienda y para consumo creció de forma significativa (17,4% y 17,9%, respectivamente). En cuanto a las empresas, la nueva concesión de crédito a pymes siguió avanzando (8,1%), mientras que el crédito a empresas grandes volvió a crecer (0,9%), después del fuerte retroceso experimentado en 2016.

Compartir: