Compartir: 
El PIB mantuvo un sólido ritmo de crecimiento en el 1TEl PIB mantuvo un sólido ritmo de crecimiento en el 1T

El PIB mantuvo un sólido ritmo de crecimiento en el 1T, del 0,7% intertrimestral y del 3,0% interanual (frente al 2,9% estimado anteriormente). Destacaron en positivo la evolución del consumo privado, que se aceleró en el 1T mostrando que la ralentización del tramo final de 2017 fue puntual, y la evolución de la inversión en construcción residencial, acorde con la recuperación de la actividad en el sector inmobiliario. Por el contrario, la inversión en bienes de equipo descendió en el trimestre (–1,6% intertrimestral), aunque ello no hace variar nuestra visión de que la inversión empresarial tiene un amplio recorrido al alza.

La inflación subió 9 décimas en mayo, hasta el 2,0%. A falta del detalle por componentes, la subida se explica por el encarecimiento de los carburantes y de la electricidad respecto a los niveles de hace un año. Recordemos que el precio del crudo se situaba en los 51,4 dólares por barril de calidad Brent en mayo de 2017 frente a los 76,9 dólares de este pasado mayo.

El déficit de las Administraciones públicas (excluyendo las Corporaciones locales) fue del 0,4% del PIB en el 1T. En concreto, con respecto al 4T 2017, el déficit se redujo solamente 1 décima del total de las 9 décimas necesarias para alcanzar el objetivo del 2,2% en 2018.

Fuerte descenso de la morosidad. En marzo, la tasa de morosidad se redujo 1 p. p. hasta situarse en el 6,8%, justo la mitad del máximo del 13,6% registrado a finales de 2013. Este fuerte descenso en la tasa de mora refleja, en buena parte, la venta de carteras de activos dudosos.

Compartir: