Compartir: 
El PIB mantuvo un sólido ritmo de crecimiento en el 4TEl PIB mantuvo un sólido ritmo de crecimiento en el 4T

El PIB mantuvo un sólido ritmo de crecimiento en el 4T (0,7% intertrimestral). El consumo y la inversión en equipo siguieron siendo el principal sustento del avance de la demanda doméstica, aunque se ralentizaron moderadamente. Por el contrario, destacó el repunte de la inversión en construcción de la mano de un mercado inmobiliario que va afianzando un nuevo ciclo alcista. De cara a 2018, los indicadores adelantados apuntan a que el ritmo de crecimiento sigue siendo elevado.

El mercado laboral sigue evolucionando positivamente. En febrero, el número de afiliados a la Seguridad Social aumentó en 81.483 personas, un incremento superior al del mismo mes del 2017 (74.080 personas). Con este dato, la tasa de variación interanual se aceleró 1 décima hasta el 3,5%.

La inflación recupera 5 décimas en febrero, hasta el 1,1%. A falta del detalle por componentes, la subida se explica por la desaparición del efecto de base del precio de la electricidad.

El saldo por cuenta corriente de 2017 se situó en 19.806 millones de euros (el +1,7% del PIB), ligeramente por debajo de los 21.486 millones de 2016, pero en un nivel remarcable. El turismo se mantiene como unos de los principales soportes: en enero de 2018, llegaron 4,1 millones de turistas internacionales, un 5,2% más que en enero de 2017.

La concesión de crédito siguió evolucionando favorablemente en enero. En particular, las nuevas operaciones para el consumo y para la compra de vivienda avanzaron con fuerza: 26% y 14% interanual, respectivamente. En cuanto a las empresas, la nueva producción de enero apunta a una recuperación notable durante el 2018, en la que destacan los créditos a pymes (24% interanual) frente a grandes empresas (11%).

Compartir: