Compartir: 
El ritmo de crecimiento aceleró ligeramente en el 1TEl ritmo de crecimiento aceleró ligeramente en el 1TEl ritmo de crecimiento aceleró ligeramente en el 1T

El PIB creció un 0,8% intertrimestral en el 1T, según el Banco de España, una décima por encima de nuestra previsión y del registro del 4T. Siguiendo el patrón de crecimiento de los trimestres precedentes, la demanda interna se habría mantenido como la gran impulsora de este ritmo de avance. A raíz de este buen dato, al que se suma una mejora de las perspectivas para el sector exterior, la institución ha revisado ocho décimas al alza la previsión del PIB para 2015, hasta el 2,8%.

El déficit público alcanza el 5,7% del PIB en 2014, cerca del objetivo acordado con Bruselas (5,5%). Por administraciones, destaca el desvío de las comunidades autónomas (1,66% frente al 1,0% objetivo), compensado, en parte, por el superávit de las corporaciones locales (-0,53% frente al 0% objetivo). Tanto el Estado como la Seguridad Social se desvían muy levemente. La Seguridad Social, sin embargo, dispuso de 15.300 millones de euros del Fondo de Reserva en 2014. Alcanzar el objetivo de déficit de 2015 (4,2%) comporta un esfuerzo de reducción de 1,5 puntos adicionales.

El turismo empieza el año con fuerza. Entre enero y febrero llegaron a España 6,5 millones de turistas extranjeros, lo que supone un aumento del 4,5% interanual. Aunque Reino Unido, Francia y Alemania siguen siendo los principales emisores, destaca el fuerte incremento de los turistas italianos y estadounidenses. Por el contrario, Rusia sigue restando al cómputo total.

El sector inmobiliario toca fondo en 2014 y cierra el año con un total de 50.260 viviendas terminadas, una caída del 16,6% respecto al año anterior. A pesar de haber alcanzado mínimos históricos, a mediados de 2014 se empezaron a ver señales incipientes de recuperación en otros indicadores de oferta. Concretamente, la inversión residencial creció a lo largo de todo el año, lo que originó que el sector de la construcción empezase a crear ocupación en el 2T y que las viviendas iniciadas volvieran a crecer en el 3T. Estos datos, junto con la reactivación del crédito hipotecario, dibujan un escenario de recuperación paulatina de la actividad inmobiliaria en 2015.

Compartir: