Compartir: 
El ritmo de crecimiento de la actividad económica y de la ocupación sigue siendo robustoEl ritmo de crecimiento de la actividad económica y de la ocupación sigue siendo robustoEl ritmo de crecimiento de la actividad económica y de la ocupación sigue siendo robusto

Los índices de sentimiento empresarial (PMI) del mes de enero se mantienen elevados y apuntan a que el PIB seguirá avanzando a buen ritmo en el 1T. En concreto, el índice del sector manufacturero subió hasta los 55,4 puntos, mientras que su homólogo del sector servicios descendió ligeramente hasta los 54,6 puntos, aunque sigue en una cómoda zona expansiva.

El ritmo de creación de empleo se mantuvo enérgico en enero, en el 3,2% interanual. Tras la campaña navideña es habitual un descenso de la afiliación a la Seguridad Social, por lo que la caída mensual registrada de 204.000 personas no supone un empeoramiento de la senda de recuperación del empleo, tal y como pone de manifiesto el aumento de 24.602 personas del dato desestacionalizado. Por su parte, el ritmo de descenso del paro registrado aceleró 3 décimas, hasta el -8,3% interanual.

El crédito bancario apoya el crecimiento. En 2015, la concesión de nuevo crédito a hogares para el consumo creció un 20,0% en el acumulado del año, aunque el ritmo de crecimiento se moderó en el segundo semestre. El crédito hipotecario, impulsado por la estabilización de los precios de la vivienda y el aumento de las transacciones inmobiliarias, creció un notable 33,4% en el acumulado del año. En cambio, el nuevo crédito a sociedades no financieras muestra dos tendencias distintas: mientras que sigue aumentando para las pymes (12,9% en el acumulado del año), el avance para las grandes empresas se frenó en el tramo final del año (aunque en el acumulado del año avanzó un 7,7%). 

Compartir: