Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía española
El ritmo de crecimiento se mantiene estable mientras el sector exterior sigue deparando buenas noticiasEl ritmo de crecimiento se mantiene estable mientras el sector exterior sigue deparando buenas noticiasEl ritmo de crecimiento se mantiene estable mientras el sector exterior sigue deparando buenas noticias

El ritmo de crecimiento continúa siendo robusto en el 4T 2016. El modelo de previsión del PIB de CaixaBank Research predice un crecimiento del 0,68% intertrimestral en el 4T, un ritmo de avance similar al del 3T (0,71% intertrimestral). Asimismo, los distintos indicadores que se publicaron durante el último mes apuntaban a un mantenimiento del ritmo de expansión. En particular, destacó positivamente la solidez mostrada por los indicadores de consumo privado, lo que hace prever que este componente seguirá siendo el principal impulsor de la demanda interna. Por el lado de la oferta, el buen tono de los indicadores de sentimiento se ve matizado por un comportamiento algo más moderado de las cifras del sector industrial y de la construcción.

El saldo comercial sigue mejorando a pesar de la moderación en el crecimiento de las exportaciones en los últimos meses. En octubre, el déficit comercial (de bienes) se redujo un 21,8% interanual (acumulado de 12 meses), ante unas exportaciones que avanzaron un 1,8% interanual (un 3,3% las no energéticas) y unas importaciones que se redujeron un 0,3% interanual gracias a la caída del precio del petróleo en términos interanuales.

La tasa de morosidad aumentó ligeramente en octubre, y se situó en el 9,3% (9,2% en septiembre). Este mínimo aumento se explica por la entrada en vigor del Anejo 9 de la Circular 4/2004 del Banco de España, que obliga a la reclasificación de ciertos activos a dudosos. Por otra parte, el desglose del crédito bancario por segmentos muestra un aumento del ritmo de caída del crédito a la industria y al sector servicios en el 3T 2016. En cambio, el crédito promotor y al sector de la construcción moderaron su ritmo de contracción, aunque siguen retrocediendo a tasas elevadas. En cuanto a la financiación de los hogares, el crédito al consumo mantuvo su elevado crecimiento y el ligado a la vivienda suavizó su ritmo de descenso.

Compartir: