Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
El saldo por cuenta corriente de la eurozona mejoró ligeramente en 2017El saldo por cuenta corriente de la eurozona mejoró ligeramente en 2017El saldo por cuenta corriente de la eurozona mejoró ligeramente en 2017El saldo por cuenta corriente de la eurozona mejoró ligeramente en 2017

El saldo por cuenta corriente de la eurozona mejoró ligeramente en 2017, hasta alcanzar los 391.375 millones de euros, un registro equivalente al 3,5% del PIB (3,4% en 2016). Esta mejora está en consonancia con lo esperado, ante el buen ritmo de expansión de la demanda global. Según el detalle por componentes, la mejora se apoyó en el mayor superávit de la balanza de servicios y de rentas, que compensó con creces el deterioro en la balanza de bienes. De cara a los próximos meses, prevemos una continuación de esta tendencia positiva en la balanza por cuenta corriente debido a la mejora de las perspectivas de crecimiento de la actividad global.

La actividad muestra un tono sólido en el 1T. En particular, el índice de sentimiento empresarial compuesto (PMI) para el conjunto de la eurozona se situó en los 57,5 puntos en febrero, un registro inferior al del mes anterior (58,8) pero superior al promedio de 2017 (54,4) y en zona claramente expansiva (por encima de los 50 puntos). Ello apunta a una continuación del buen ritmo de crecimiento en la eurozona en el 1T 2018.

La confianza del consumidor en la eurozona se mantiene en niveles elevados. En febrero, el índice de confianza del consumidor elaborado por la Comisión Europea se situó en los 0,1 puntos, un registro inferior al máximo histórico alcanzado el pasado enero (1,3), pero muy superior al promedio de 2017 (–2,5). Este dato sugiere que el consumo privado se mantiene como uno de los pilares de la expansión económica de la eurozona.

Economía portuguesa

El superávit por cuenta corriente se situó en el 0,5% del PIB en 2017 (880 millones de euros), ligeramente por debajo del nivel de 2016 (0,6% del PIB). El mayor déficit de la balanza de bienes (–6,3% del PIB) fue compensado por la mejora del superávit de servicios (+8,1% del PIB) favorecida, en buena parte, por el aumento de los ingresos turísticos.

La posición de inversión internacional neta (PIIN) de Portugal se situó en el –106,2% del PIB en 2017, prácticamente inalterada respecto el año anterior (–106,3%), pero en un nivel claramente mejor al registrado durante la crisis. En los próximos años, la continuidad del superávit por cuenta corriente será importante en la mejora de la posición deudora externa de Portugal.

La contracción del crédito al sector privado se moderó en diciembre (–2,8% interanual). Por un lado, el crédito al consumo aceleró su ritmo de crecimiento (+11,1% interanual) y el crédito para la compra de vivienda cayó de forma más moderada (–1,8% interanual). Por otro lado, la reducción del crédito de las sociedades no financieras siguió siendo más pronunciada (–5,3% interanual), en parte debido al mayor dinamismo en ventas de carteras de crédito dudoso (una vez ajustado este efecto, el crédito cayó un –1,6% interanual).

Compartir: