Compartir: 
El sector bancario centra la atención de los inversoresEl sector bancario centra la atención de los inversores

La banca europea se erige como foco de volatilidad en un entorno prolongado de tipos bajos. Los bancos centrales han ahondado en sus políticas expansivas, sumergiendo aún más los tipos de interés en territorio negativo (Japón y Suecia). En EE. UU., Yellen reiteró su compromiso de subir los tipos de manera gradual. En este contexto, el sector bancario europeo lideró el mal comportamiento de las bolsas, a causa de unos resultados que se situaron en el intervalo inferior de las expectativas del consenso de analistas. Deutsche Bank, Credit Suisse y Société Générale fueron origen de la fuerte corrección del sector. En el caso de la entidad alemana, la incertidumbre provino de las dudas (desmentidas por la entidad) en torno a la capacidad de pago de los cupones de bonos contingentes convertibles (cocos).

La posible ralentización del crecimiento global penaliza las cotizaciones de las acciones y los bonos corporativos. Los resultados empresariales en EE. UU. confirmaron la debilidad del tramo final de 2015, y los analistas revisaron a la baja las previsiones de beneficios para 2016. Las frágiles perspectivas se extendieron también al sector de materias primas (compañías mineras como Rio Tinto y Glencore han cancelado sus políticas de dividendos). En este entorno, el oro recobró protagonismo como activo refugio. La búsqueda de activos seguros arrastró las TIR a 10 años de EE. UU. y Alemania por debajo del 1,7% y el 0,2%, respectivamente.

Compartir: