Compartir: 
El sentimiento económico global baja en agosto por segundo mes consecutivoEl sentimiento económico global baja en agosto por segundo mes consecutivo

El sentimiento económico global baja en agosto por segundo mes consecutivo, lo que apunta a un ritmo de crecimiento mundial algo más moderado en el 3T 2018. Así, el indicador compuesto PMI, aunque todavía en zona expansiva (por encima de los 50 puntos), se situó en su mínimo en cinco meses (53,5). Este debilitamiento del ritmo de actividad global alcanza tanto a manufacturas (que se están ralentizando desde finales de 2017) como a servicios. La evolución del sentimiento económico refleja la creciente incertidumbre global, en particular la que envuelve el desarrollo del conflicto arancelario entre EE. UU. y China.

Los indicadores económicos de EE. UU. siguen apuntando a avances sólidos en el 3T. Así, en agosto, el índice de sentimiento empresarial (ISM) de manufacturas aumentó notablemente hasta los 61,3 puntos, muy por encima del nivel que limita la zona expansiva de la recesiva (50 puntos), y el valor más alto desde mayo de 2004. En la misma línea, su homólogo de servicios también subió hasta los 58,5 puntos. En el plano laboral, se crearon 201.000 puestos de trabajo, un dato elevado, en especial, dada la cercanía de la economía al pleno empleo; la tasa de paro se mantuvo en un contenido 3,9%, y los salarios avanzaron un 2,9% interanual. Todo ello refuerza las buenas perspectivas de la economía estadounidense para este 2018 (en el 2,8% según CaixaBank Research) y el plan de subidas de tipos previsto por la Fed (dos más en 2018).

Las exportaciones chinas se moderan. En particular, estas aumentaron un 9,8% interanual en agosto, lo que supone una desaceleración tras el buen dato de julio (12,2% interanual). Con este registro, el avance acumulado de 12 meses se sitúa en el 11%. Esperamos que en los próximos meses el ritmo de avance de las exportaciones sea menos dinámico debido a las tensiones comerciales entre China y EE. UU.

Compartir: