Compartir: 
El sentimiento económico global recupera su tendencia bajistaEl sentimiento económico global recupera su tendencia bajista

El sentimiento económico global recupera su tendencia bajista. Tras un ligero repunte en febrero y marzo, el indicador compuesto PMI retrocedió en abril, lo que apunta a un ritmo de crecimiento mundial algo más moderado en el inicio del 2T. No obstante, las economías emergentes, a tenor de la evolución del indicador sintético de actividad emergente del IIF, parecen estar empezando a acelerar su crecimiento. Así, el ritmo de actividad de las economías emergentes creció por segundo mes consecutivo en abril, una situación que no se había dado desde principios de 2018.

La negociación comercial entre EE. UU. y China se complica. La Administración estadounidense anunció una subida arancelaria del 10% al 25% sobre las importaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, mientras que China dejó claro que tomará contramedidas. Asimismo, el presidente Trump amenazó con imponer otra ronda de aranceles (del 25%) a otros 325.000 millones de dólares de importaciones de China, lo que cubriría el valor total de los bienes chinos importados anualmente por EE. UU. A pesar de que esta espiral complica las negociaciones, las conversaciones entre los dos países para sellar un pacto comercial continúan.

La inflación de EE. UU. repunta ligeramente en abril. La inflación general se emplazó en el 2,0% en abril, 1 décima por encima del registro del mes anterior, en parte por la evolución del precio de los carburantes. Por su parte, la inflación subyacente repuntó hasta el 2,1% (2,0% en marzo). De cara los próximos meses, esperamos que la inflación subyacente se mantenga en los niveles actuales, en consonancia con el objetivo de la Fed.

Frenazo en el sector exterior chino. En concreto, las exportaciones chinas cayeron un 2,7% interanual en abril (+13,8% en marzo), un dato peor de lo esperado y muy por debajo del promedio de los últimos 12 meses (5,9%). Con vista a los próximos meses, esperamos que la evolución de las exportaciones chinas continúe siendo modesta, ante el menor dinamismo de la actividad global.

Compartir: