Compartir: 
El sentimiento económico global repunta moderadamenteEl sentimiento económico global repunta moderadamente

El sentimiento económico global repunta moderadamente. En febrero, el indicador compuesto PMI se situó en 52,6 puntos, un leve ascenso respecto al mes anterior, gracias al mejor tono del componente de servicios. A pesar de esta pequeña flexión al alza, y aunque el indicador se mantiene en zona expansiva (por encima de los 50 puntos), su evolución reciente es congruente con el escenario de desaceleración global que maneja CaixaBank Research.

Los indicadores económicos de EE. UU. siguen apuntando a avances significativos en el 1T 2019, aunque más moderados que en 2018. En febrero, los índices de sentimiento empresarial (ISM), tanto de manufacturas como de servicios, se emplazaron cómodamente por encima de los 50 puntos (límite que separa la zona expansiva de la recesiva). Con todo, cabe señalar la caída del índice manufacturero hasta los 54,2 puntos, el mínimo en dos años. Por el contrario, su homólogo de servicios aumentó hasta los 59,7 puntos. En el plano laboral, en febrero se crearon tan solo 20.000 puestos de trabajo. Aunque se trata de una cifra muy inferior a las registradas en los últimos meses (223.000 mensuales en el promedio de 2018), por el momento, no es preocupante. En especial, tras los inusualmente elevados 311.000 puestos de trabajo creados en enero. La tasa de paro se mantuvo en el 3,8%, y los salarios avanzaron un 3,4% interanual.

China: prosigue la desaceleración, pero las autoridades reaccionan. En particular, en febrero, las exportaciones chinas cayeron considerablemente, lo que redujo hasta el 5,8% el avance interanual del acumulado de 12 meses (frente al 9,8% de enero). Aunque los datos del sector exterior de enero y febrero deben analizarse con mucha cautela ante las distorsiones que genera el cambio de fecha por las festividades del Año Nuevo chino, las cifras de febrero fueron inusualmente bajas. En este contexto, el Gobierno chino anunció un significativo paquete de medidas fiscales para apoyar la economía (reducción de impuestos y cotizaciones sociales, y aumento de gasto en infraestructuras). Asimismo, también se conoció el nuevo objetivo de crecimiento del PIB para 2019: entre el 6,0% y el 6,5%.

Compartir: