Share: 
La volatilidad vuelve a los mercados financierosLa volatilidad vuelve a los mercados financieros

La volatilidad vuelve a los mercados financieros. Tras unas semanas de cierta calma en los mercados, la revisión a la baja de las perspectivas del crecimiento global por parte de la OCDE y, posteriormente, de las de la eurozona por parte del BCE (véase la sección de Economía europea) lastraron la mayoría de índices bursátiles. Así, las cotizaciones de las principales bolsas avanzadas, tanto de EE. UU. como de Europa, retrocedieron (S&P 500 –2,2%, Eurostoxx 50 –0,9%, PSI 20 –1,1% e Ibex 35 –1,5%), arrastradas principalmente por las caídas en el sector financiero. Por su parte, el índice MSCI para el conjunto de economías emergentes retrocedió un 2,0%, lastrado, sobre todo, por las bolsas latinoamericanas. Esta visión menos optimista del crecimiento económico, junto con la nueva orientación futura sobre los tipos de interés más paciente por parte del BCE, se trasladó también al mercado de renta fija, donde los tipos de interés de los activos refugio flexionaron a la baja (los tipos de interés del bono soberano a 10 años de EE. UU. y Alemania retrocedieron 12 y 11 p. b., respectivamente). Asimismo, las primas de riesgo de los países periféricos disminuyeron notablemente (especialmente en Italia, donde la prima de riesgo retrocedió 12 p. b. tras el anuncio de nuevas inyecciones de capital al sector financiero por parte del BCE). En el mercado de divisas, destacó la apreciación del dólar respecto a la mayoría de monedas internacionales (el euro se situó en mínimos desde junio de 2017).

El BCE pospone la primera subida de tipos a 2020 y anuncia una nueva inyección de liquidez. Tras la rebaja en las previsiones de crecimiento e inflación para 2019 y 2020 (véase la sección de Economía europea), el presidente del banco central anunció que los tipos de interés se mantendrían en los niveles actuales al menos hasta finales de 2019 (anteriormente hasta pasado el verano de 2019). Además, Draghi anunció una nueva ronda de TLTRO que se emitirán trimestralmente a partir de septiembre de este mismo año y hasta marzo de 2021. Con estas medidas, sumadas a las reinversiones de los activos a su vencimiento, el BCE ha fijado las condiciones para mantener un entorno monetario acomodaticio para lo que queda de 2019.

Share: