Share: 
El FMI reduce sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene el balance de riesgos sesgado a la bajaEl FMI reduce sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene el balance de riesgos sesgado a la bajaEl FMI reduce sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene el balance de riesgos sesgado a la baja

El FMI reduce sus previsiones de crecimiento mundial y mantiene el balance de riesgos sesgado a la baja. Así, el Fondo prevé un crecimiento mundial para 2019 del 3,3%, frente al 3,5% que manejaba en sus previsiones de enero, fundamentalmente por el menor crecimiento esperado para las economías avanzadas. A pesar de esta revisión, el FMI confía en que el ritmo de actividad económica se vaya recuperando a medida que avance el año, gracias a la pausa en el endurecimiento de la política monetaria de los grandes bancos centrales, al mantenimiento de una política fiscal expansiva en países como China y a la mejora en la conflictividad comercial entre este último y EE. UU. Para 2020, el FMI prevé una leve aceleración del crecimiento global, apoyada principalmente en las mejores perspectivas económicas para los emergentes. Por países, cabe destacar que las revisiones a la baja del crecimiento para 2019 han sido más acusadas en la eurozona (entre los avanzados) y en América Latina (entre los emergentes). Por otro lado, las revisiones a la baja han sido menores en los casos de España y Portugal. Tras esta revisión, el escenario de la institución se alinea con el de CaixaBank Research.

La inflación general de EE. UU. repunta en marzo, empujada por los precios energéticos. Concretamente, la inflación general se emplazó en el 1,9% (4 décimas por encima del registro del mes anterior), en gran parte debido al aumento de los precios de los carburantes. Por su parte, la inflación subyacente, que excluye la energía y los alimentos y está más ligada a la evolución de la actividad económica, se situó en el 2,0%, (2,1% en febrero), arrastrada por la moderación de los precios de bienes manufactureros. Este contexto apoya la estrategia actual de la Fed de mantenerse paciente en relación con su política monetaria.

Las exportaciones chinas recuperan fuelle. En particular, en marzo, las exportaciones chinas crecieron un notable 14,0% interanual. Con este registro, el crecimiento de las exportaciones en el acumulado de 12 meses repuntó hasta el 7,1% interanual (5,8% en febrero). No obstante, este es un dato excepcionalmente elevado, que refleja el desvanecimiento de las distorsiones por la celebración del Nuevo Año chino en febrero. Debido a ello, esperamos que el crecimiento de las exportaciones durante los próximos meses siga una senda más moderada, de acuerdo con el menor dinamismo de la economía global. También destacó la escalada de la inflación (del 1,5% de febrero al 2,3% de marzo) propulsada por la subida del precio de los alimentos.

Share: