Share: 
La Comisión Europea mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozonaLa Comisión Europea mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozonaLa Comisión Europea mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozonaLa Comisión Europea mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozona

La Comisión Europea mantiene prácticamente sin cambios las previsiones de crecimiento para la eurozona. En particular, la Comisión rebajó en 1 décima su previsión de crecimiento para la eurozona hasta el 1,2% en 2019, y hasta el 1,5% en 2020. Así, la Comisión prevé que la desaceleración de la actividad global, que está afectando especialmente al comercio y a las manufacturas, mantendrá el crecimiento de la eurozona en cotas moderadas. No obstante, el organismo espera que el crecimiento repunte a partir de la segunda mitad del año, a medida que los vientos de cara se vayan diluyendo. Por países, destacó especialmente la rebaja de 6 décimas del crecimiento de Alemania para este año, fruto de los problemas del sector industrial germano. Por otro lado, la institución volvió a destacar la escalada de tensiones comerciales, una salida abrupta del Reino Unido de la UE y una desaceleración más pronunciada en China como riesgos bajistas importantes.

El crecimiento del PIB del Reino Unido repunta hasta el 0,5% intertrimestral en el 1T (0,2% en el 4T 2018). En términos interanuales, el avance se situó en el 1,8%. Por componentes de demanda, el registro se explica por una contribución positiva de la demanda interna, aupada por el buen comportamiento del consumo privado y público. Por otra parte, la demanda externa sustrajo considerablemente al crecimiento, debido al fuerte crecimiento de las importaciones (6,8% intertrimestral) ante la posibilidad de un brexit desordenado en marzo.

Economía portuguesa

Sigue la buena marcha del mercado laboral en el 1T. Así, la tasa de desempleo se situó en el 6,8% en el primer trimestre del año, 1,1 p. p. por debajo del dato del 1T 2018. Por otro lado, la población empleada alcanzó las 4.880.200 personas, una cifra que representa un aumento del 1,5% interanual. Esta evolución del ritmo de creación de empleo, aunque favorable, revela una cierta desaceleración frente al registro de 2018 (con un crecimiento interanual del 2,3% en promedio), algo previsible a medida que la economía se adentra en una fase más madura del ciclo.

El volumen de negocios se mantiene débil en la industria y acelera en los servicios. En particular, el volumen de negocios para el conjunto de la industria cayó un 2,5% interanual en marzo (+0,3% en febrero), en gran parte por la fuerte contracción en las ventas de bienes energéticos (–12,7%). No obstante, si excluimos la energía, el volumen de negocios creció un 0,6% interanual. Por otro lado, el volumen de negocios en el sector servicios mantuvo una dinámica muy positiva, con un avance del 6,0% en marzo (3,6% en febrero), impulsado por el comercio y las actividades relacionadas con el turismo.

La balanza de bienes vuelve a deteriorarse en marzo. Concretamente, el déficit de bienes alcanzó los 18.900 millones de euros (en el acumulado de 12 meses), un registro equivalente al 9,1% del PIB. Este deterioro del déficit (del 25% con respecto al mismo periodo de 2018) refleja un crecimiento de las importaciones (del 9,7% interanual) sustancialmente por encima del de las exportaciones (5,5%).

Share: