Share: 
La cautela se apodera de los mercados financierosLa cautela se apodera de los mercados financieros

La cautela se apodera de los mercados financieros. La última semana de mayo dio cierre a un mes en el que los inversores volvieron a mostrarse preocupados por el futuro de la economía global y los mercados financieros. Así, tras un periodo de optimismo entre enero y abril, favorecido por la pausa de subidas de tipos de los principales bancos centrales y las señales de conciliación entre EE. UU. y China, en mayo, la volatilidad financiera volvió de la mano del repunte de las tensiones comerciales. Esta dinámica se reflejó bien a lo largo de la pasada semana, cuando los principales parqués bursátiles de las economías desarrolladas siguieron registrando pérdidas (S&P 500 –2,6% y EuroStoxx 50 –2,1%). En el frente emergente, sin embargo, la inestabilidad de las bolsas asiáticas contrastó con el mejor comportamiento de los índices latinoamericanos. Además, este aumento de la aversión al riesgo intensificó el descenso de los tipos de interés de activos considerados seguros, como la deuda pública alemana o la estadounidense, y, como ya ocurriera en marzo, la curva soberana de EE. UU. profundizó su inversión en el diferencial 10 años/3 meses. Por su parte, las primas de riesgo de la periferia de la eurozona no mostraron una reacción apreciable al resultado de las elecciones al Parlamento Europeo (véase la sección de Economía europea) y, mientras que las de España y Portugal se mantuvieron prácticamente estables, la de Italia repuntó por un incremento de las tensiones alrededor de su política fiscal.

En el mercado de divisas, el dólar afianzó su hegemonía con apreciaciones significativas frente a las principales monedas. En concreto, el euro se situó por debajo de los 1,12 dólares mientras que, respecto a las divisas de las economías emergentes, el movimiento más reseñable fue frente al peso mexicano, que se depreció cerca de un 3,0% tras la amenaza arancelaria estadounidense a las importaciones mexicanas. Finalmente, la cautela también tuvo su reflejo en el mercado de materias primas, donde el precio del barril de Brent descendió hasta los 64,5 dólares.

Share: