Compartir: 
La buena marcha de la economía se refleja en un amplio abanico de variables económicasLa buena marcha de la economía se refleja en un amplio abanico de variables económicasLa buena marcha de la economía se refleja en un amplio abanico de variables económicas

Los indicadores adelantados de actividad muestran que el ritmo de crecimiento se aceleró ligeramente en el 1T y que podría situarse en torno al 0,8% intertrimestral (0,7% el 4T), tal y como anunció el Ministro de Economía y Competitividad. En concreto, el índice PMI del sector manufacturero aumentó una décima en marzo, hasta los 54,3 puntos, situándose en una cómoda zona expansiva.

Balance muy positivo de la ocupación al cierre del 1T. La cifra de afiliados a la Seguridad Social creció significativamente en marzo, con lo que acumula 20 meses consecutivos de aumentos, una vez descontado el efecto estacional. El notable incremento de afiliados en el 1T apunta a una ligera aceleración del ritmo de creación de empleo en términos de contabilidad nacional, cuya tasa de variación intertrimestral podría situarse en el 0,7%, acorde con la mayor intensidad de la recuperación económica.

La inflación recuperó terreno en marzo por segundo mes consecutivo. Tras tocar fondo en enero, con una caída del 1,3% interanual, la contracción del IPC se suavizó, situándose el avance en el -0,7%. Dicha mejora se explica, en gran parte, por el aumento del precio del petróleo respecto al mes anterior (+1,1%), tendencia que esperamos que se mantenga en los próximos meses.

Las AA. PP. inician el año con una ejecución presupuestaria según lo previsto. El déficit consolidado de las AA. PP. (excluyendo las CC. LL.) fue del 0,51% del PIB en enero, similar al año anterior. El déficit del Estado alcanzó el 1,09% en febrero (frente al 1,22% en febrero de 2014), gracias a la buena evolución de la recaudación impositiva, que compensó el incremento del gasto público.

2014 cerró con un superávit por cuenta corriente mayor que el estimado previamente. La revisión del Banco de España situó el superávit corriente en los 8.490 millones de euros, por encima de los 1.200 de la primera estimación, aunque todavía por debajo de los 15.081 millones de 2013. El descenso anual se debió al empeoramiento del déficit comercial de bienes, por el fuerte aumento de las importaciones. Con todo, en los últimos meses dicho déficit se ha ido reduciendo gracias al menor coste de las importaciones energéticas.

Compartir: