Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
La Comisión Europea modera las previsiones de crecimiento económico para la eurozonaLa Comisión Europea modera las previsiones de crecimiento económico para la eurozonaLa Comisión Europea modera las previsiones de crecimiento económico para la eurozonaLa Comisión Europea modera las previsiones de crecimiento económico para la eurozona

La Comisión Europea modera las previsiones de crecimiento económico para la eurozona, aunque estas se mantienen en niveles sólidos. En la actualización de otoño de su escenario económico, la Comisión mantuvo su previsión de crecimiento para la eurozona en el 2,1% para 2018 y revisó a la baja (–0,1 p. p.) su previsión para 2019, hasta el 1,9%, debido al menor dinamismo previsto del sector exterior. No obstante, el organismo señaló que el crecimiento de la eurozona seguirá apoyado en las mejoras del mercado laboral y unas condiciones financieras acomodaticias. Por países, destacó la rebaja de 2 décimas para este año y el próximo a España, ante un ritmo de crecimiento menor de lo esperado durante la primera mitad de 2018. Por otro lado, la institución volvió a destacar la escalada de tensiones comerciales y el sobrecalentamiento de la economía estadounidense como riesgos importantes a corto y medio plazo en el panorama global.

El crecimiento del PIB del Reino Unido repuntó hasta el 0,6% intertrimestral en el 3T (0,4% en el 2T). En términos interanuales, el avance se situó en el 1,5% (1,2% en el 2T). Por componentes de demanda, el registro se explica por una contribución positiva tanto de la demanda interna, aupada por el buen comportamiento del consumo privado y público, como de la demanda externa. Con todo, de cara al último trimestre del año, se espera cierta suavización en la tasa de crecimiento.

Economía portuguesa

Sigue la buena marcha del mercado laboral, a pesar de la ralentización. Así, en el 3T, la tasa de desempleo se mantuvo estable respecto al trimestre anterior (en el 6,7%), pero 1,8 puntos por debajo del registro de un año atrás. La reducción del número de parados (de 91.300 personas frente al 3T 2017), aunque considerable, revela una ligera ralentización en el ritmo de disminución de la población desempleada. Por otro lado, se crearon 99.800 nuevos puestos de trabajo en comparación con el 3T 2017, lo que representa un aumento del 2,1% interanual. Esta evolución de la creación de empleo también apunta a una desaceleración frente al registro del primer semestre del año (con una tasa de crecimiento interanual del 2,8%), en consonancia con la ralentización prevista de la actividad económica en la segunda mitad del año.

El fuerte impulso de las importaciones, por encima del de las exportaciones, sigue acentuando el déficit de la balanza comercial de bienes. En concreto, en el acumulado de enero a septiembre, las importaciones y las exportaciones aumentaron un 7,8% y un 6,7% interanual, respectivamente. Como consecuencia, el déficit comercial (también en el acumulado de los nueve primeros meses del año) empeoró en un 12,4%, alcanzando los 1.304 millones de euros. Ello es así a pesar de los valores récord en las exportaciones de productos portugueses, en especial en el sector del automóvil.

Compartir: