Compartir: 
La comunicación de los bancos centrales apunta a la continuidad en las directrices de la política monetariaLa comunicación de los bancos centrales apunta a la continuidad en las directrices de la política monetaria

La comunicación de los bancos centrales apunta a la continuidad en las directrices de la política monetaria. En particular, en las últimas semanas, las distintas comunicaciones de la Fed y del BCE (declaraciones de algunos de sus miembros, actas de julio y reunión de banqueros centrales en Jackson Hole) reiteran que en sus respectivas economías el ritmo de actividad es más firme y que se espera una recuperación paulatina de la inflación. En este contexto, la Fed mantiene el rumbo para iniciar la reducción de balance y sigue viendo como apropiadas las subidas graduales del tipo de referencia. El BCE, por su parte, prepara un rediseño de la política monetaria en otoño.

Tranquilidad en las bolsas durante el verano. En las últimas semanas, el tono general de las principales plazas bursátiles fue de bajos niveles de negociación y relativa estabilidad en las cotizaciones. La placidez de agosto solo estuvo temporalmente interrumpida la semana del 7 al 13 a raíz de la escalada de tensión geopolítica entre EE. UU. y Corea del Norte.

El precio del petróleo se estabiliza en los 52 dólares, después de que, a finales de julio, en la última reunión de seguimiento del acuerdo de la OPEP, Arabia Saudí anunciara la intención de recortar sus exportaciones en agosto.

Compartir: