Compartir: 
La confianza del consumidor se mantiene en niveles elevadosLa confianza del consumidor se mantiene en niveles elevadosLa confianza del consumidor se mantiene en niveles elevadosLa confianza del consumidor se mantiene en niveles elevados

La confianza del consumidor se mantiene en niveles elevados. Concretamente, en diciembre, el índice de confianza del consumidor aumentó hasta alcanzar los 0,5 puntos, el nivel más alto desde principios de 2001. Este dato se suma al conjunto de indicadores de actividad que apuntan a un crecimiento sólido de la eurozona en el 4T.

El superávit por cuenta corriente del conjunto de la eurozona disminuye ligeramente, aunque se mantiene en niveles elevados. En concreto, en octubre, este se situó en el 3,2% del PIB (acumulado de 12 meses), ligeramente por debajo del 3,4% del mismo periodo de 2016. Un deterioro que se debió al menor superávit de la balanza de bienes.

El mayor vigor de la actividad de la eurozona se refleja paulatinamente en el aumento de los salarios. Así, los costes salariales por hora en el conjunto de la eurozona avanzaron un 1,6% interanual en el 3T 2017, un ritmo parecido al observado en la primera mitad del año. Por países, destacó el crecimiento de los costes salariales en Alemania (2,2% interanual) y en Francia (2,1%), mientras que en Italia y España los salarios registraron un crecimiento más débil (del 0,3% y del 0,1% interanual, respectivamente). Por su parte, en Portugal, los costes salariales disminuyeron un 1,2% interanual.

Economía portuguesa

La tasa de ahorro de los hogares se reduce hasta el 4,4% de la renta disponible bruta en el 3T 2017, 1 p. p. menor a la del 2T. Este nivel, históricamente bajo, es resultado del fuerte crecimiento del consumo, mayor que el de la renta disponible bruta, y refleja la mayor confianza de los hogares. Con todo, la capacidad de financiación del conjunto de la economía aumentó 0,2 p. p. en el 3T, hasta el 1,1% del PIB, ante la disminución de las necesidades de financiación del sector público.

La economía portuguesa continúa en una senda de expansión más firme. En noviembre, los indicadores de actividad económica y de consumo privado aumentaron un 2,6% y un 2,0% interanual, respectivamente. Aunque estos avances son menores que en meses anteriores, siguen apuntando a crecimientos sólidos de la economía. En este sentido, el nuevo cuadro macroeconómico presentado por el Banco de Portugal proyecta un crecimiento del PIB del 2,0% anual promedio para el periodo 2018-2020. Asimismo, el crecimiento será equilibrado, apoyado tanto por la demanda interna, en particular la inversión, como por la demanda externa. En este contexto positivo, el mercado de trabajo continuará su mejora gradual, con un avance del empleo del 1,3% anual promedio y una reducción de la tasa de desempleo de 0,9 p. p. por año.

Compartir: