Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
La demanda interna apoya la recuperación

Se confirma que el crecimiento del PIB de la eurozona fue del 0,3% intertrimestral en el 3T 2015, algo menor que el del 2T (0,4%). La demanda interna vuelve a contribuir significativamente (+0,6 p. p.) al crecimiento económico, después de que casi no aportara en el trimestre anterior. Tanto el consumo privado como el público aumentan su apoyo al PIB (+0,2 p. p. y +0,1 p. p., respectivamente), y deberían continuar siendo los pilares del crecimiento de la eurozona en los próximos meses. Sin embargo, la inversión se mantiene estancada, lo que restará vigor a la recuperación. Por su lado, la demanda externa contribuyó negativamente al crecimiento en el 3T (-0,3 p. p.), por el débil aumento de las exportaciones al tiempo que se mantenía el ritmo de avance de las importaciones. Con todo, esperamos que el sector exterior vuelva a contribuir positivamente en los próximos trimestres, a medida que la recuperación mundial se consolide, y que las exportaciones de la eurozona se beneficien de un euro más barato ante la acentuación de la disparidad de políticas monetarias entre la Fed y el BCE.

Compartir: