Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 2T 2018La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 2T 2018La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 2T 2018La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 2T 2018

La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 2T 2018. Eurostat confirmó que la economía de la eurozona avanzó un 2,1% interanual (0,4% intertrimestral) en el 2T. Por componentes, la demanda interna contribuyó en 1,7 p. p. al crecimiento interanual del PIB (1,8 p. p. en el 1T). Se trata de un registro notable, que se apoyó en el buen comportamiento de la inversión, a pesar de la cierta moderación en el ritmo de avance del consumo privado. Por otra parte, la demanda externa volvió a flaquear y redujo su contribución hasta los 0,4 p. p. (0,6 p. p. en el 1T) ante un ritmo de avance modesto de las exportaciones de bienes y servicios. De cara a los próximos trimestres, la robustez de la demanda interna afianza las buenas perspectivas de crecimiento en la eurozona. De todas formas, los datos más recientes de ventas minoristas introducen ciertas dudas a este escenario.

Economía portuguesa

La Comisión Europea destaca la robustez de la economía portuguesa, a pesar de la desaceleración esperada en las tasas de crecimiento. En este contexto, el mercado de trabajo evolucionará positivamente apoyado, en buena parte, por la mejora del empleo en los sectores más intensivos en mano de obra. Asimismo, se espera una reducción del déficit fiscal, aunque la Comisión alerta de que puede desviarse ligeramente del objetivo de ajuste estructural previsto, que es de 0,6 puntos de PIB para 2018 y 2019. Por último, en el sector financiero, a pesar de los progresos realizados, siguen existiendo algunos desafíos, como seguir mejorando la rentabilidad y reduciendo los créditos morosos.

El stock de deuda pública aumentó hasta los 248.225 millones de euros en julio, equivalente al 126,4% del PIB. El aumento de 1.552 millones de euros respecto al mes de junio refleja el incremento de las emisiones de deuda a medio y largo plazo, donde destaca la colocación de deuda en productos minoristas por un importe de 1.000 millones de euros. Todo ello está en consonancia con el programa de financiación de Portugal, el cual, hasta el momento, ya ha completado el 70% de las necesidades de financiación previstas para el año 2018. Parte del aumento, sin embargo, ha ido acompañado de un incremento de los depósitos del Gobierno en 338 millones de euros, hasta los 26.028 millones de euros. A finales de 2018 se espera que la ratio de deuda pública se sitúe en el 123,1% del PIB, 2,6 p. p. por debajo del nivel de 2017.

Compartir: