Compartir: 
También disponible:
Pulso Económico SemanalEconomía europea
La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 3T 2018La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 3T 2018La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 3T 2018La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 3T 2018

La demanda interna se mantiene como principal artífice del crecimiento de la eurozona en el 3T 2018. Eurostat confirmó que la economía de la eurozona avanzó un 1,7% interanual (0,2% intertrimestral) en el 3T. Por componentes, la demanda interna contribuyó en 1,7 p. p. al crecimiento interanual del PIB (1,5 p. p. en el 2T), con lo que este componente explicó la totalidad del crecimiento. Se trata de un registro notable, que se apoyó en la resiliencia de la inversión, puesto que el consumo privado continuó anotando avances modestos. Por otra parte, la demanda externa volvió a flaquear y su contribución al crecimiento interanual fue nula (+0,7 p. p. en el 2T). De cara a los próximos trimestres, la robustez de la demanda interna sugiere que la economía europea podrá mantener ritmos de crecimiento notables a pesar de la pérdida de vigor de la demanda externa.

El consumo privado de la eurozona repunta en el mes de octubre. En particular, las ventas minoristas avanzaron un 1,7% interanual en octubre, un ritmo significativamente superior al del mes anterior (0,3%) y también por encima del promedio del año (1,5%). Este dato apuntaría hacia un carácter más temporal de la moderación del crecimiento observado durante el 3T.

Economía portuguesa

El Informe de Estabilidad de diciembre del Banco de Portugal apunta a que la reevaluación sustancial y repentina de las primas de riesgo es el principal riesgo para la estabilidad financiera del país. A pesar de los esfuerzos para la reducción del endeudamiento de la economía, los todavía elevados niveles hacen que la economía sea vulnerable a cambios de sentimiento inversor, ya que podría provocar un incremento en las primas de riesgo y en los costes de financiación. Por último, el informe menciona los distintos retos a los que se enfrentan los bancos lusos (a pesar de la labor de consolidación y ajuste que han llevado a cabo). En concreto, destacan los bajos tipos de interés, la necesidad de seguir reduciendo los activos improductivos y los costes operativos, y de continuar invirtiendo en digitalización.

El stock de deuda pública aumentó hasta los 251.088 millones de euros en octubre, equivalente al 125,7% del PIB. El aumento de 2.133 millones de euros frente a septiembre refleja la emisión de deuda a corto plazo (250 millones de euros a tres meses y 1.000 millones a un año) y a largo plazo (797 millones de euros a 10 años). En cualquier caso, el incremento de la deuda se estima temporal y ayuda a cubrir el reembolso de los últimos 4.717 millones de euros del préstamo del FMI, por lo que mantenemos la previsión de CaixaBank Research para la ratio de deuda pública en el 121,7% del PIB a finales de 2018 (124,8% en 2017).

Compartir: