Compartir: 
La demanda interna se mantiene como principal motor de crecimiento de la eurozona en el 1T 2018La demanda interna se mantiene como principal motor de crecimiento de la eurozona en el 1T 2018La demanda interna se mantiene como principal motor de crecimiento de la eurozona en el 1T 2018La demanda interna se mantiene como principal motor de crecimiento de la eurozona en el 1T 2018

La demanda interna se mantiene como principal motor de crecimiento de la eurozona en el 1T 2018. Eurostat confirmó que la economía de la eurozona avanzó un 2,5% interanual (0,4% intertrimestral) en el 1T. Por componentes, la demanda interna aumentó su contribución al crecimiento interanual del PIB hasta los 1,9 p. p. (1,6 p. p. en el 4T 2017), apoyada en el buen comportamiento del consumo privado y de la inversión (FBCF). Por su parte, la demanda externa redujo su contribución hasta los 0,6 p. p. (1,3 p. p. en el 4T), debido, en buena parte, a un menor crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios (que crecieron un 4,5% interanual, 2,1 p. p. menos que en el trimestre anterior).

El consumo privado en la eurozona se recupera en abril. En particular, las ventas minoristas crecieron un 1,7% interanual, 3 décimas por encima del registro del mes anterior. Esta mejora se explica, mayoritariamente, por el comportamiento del componente de ropa y calzado que, tras haber caído en los tres meses anteriores, avanzó en abril un 3,4% interanual. Ello sugiere que el consumo privado seguirá siendo un elemento clave en el crecimiento del PIB de la eurozona en el 2T, tal y como ocurrió en el 1T (véase la noticia anterior).

Economía portuguesa

El sistema bancario portugués se ha fortalecido durante 2017. El Banco de Portugal destacó en el último Informe de Estabilidad Financiera de junio la marcada reducción del endeudamiento privado, aunque este permanece todavía en niveles altos. Asimismo, también subrayó las mejoras del sector bancario en términos de rentabilidad, eficiencia y solvencia. Con todo, apunta a que se deben mantener los esfuerzos en la reducción de los activos improductivos, así como seguir reduciendo la exposición a la deuda pública y al mercado inmobiliario. En este último ámbito, se debe seguir de cerca el fuerte ritmo de crecimiento del precio de la vivienda, que se está viendo impulsado por el fuerte dinamismo de la demanda de no residentes y por el auge del turismo. Adicionalmente, el Banco de Portugal recuerda que el actual entorno favorable ofrece a las entidades una oportunidad para continuar realizando ajustes estructurales, sobre todo en la base de costes. Ello contribuiría a aumentar la fortaleza del sistema y a responder mejor a los desafíos futuros, como la normalización de las condiciones monetarias, las mayores exigencias regulatorias y un aumento de la competencia con nuevos entrantes como las fintech.

Persiste el deterioro del déficit comercial de bienes, que alcanzó los 14.500 millones de euros en el acumulado de 12 meses hasta abril, un aumento de 2.600 millones de euros en relación con el mismo periodo del año anterior (+21,4%). Las exportaciones de bienes aumentaron un 6,4% interanual y las importaciones, un 8,2%, destacando tanto la venta como la compra de material de transporte.

Compartir: