Compartir: 
La economía española cierra el año con un buen balanceLa economía española cierra el año con un buen balanceLa economía española cierra el año con un buen balance

Los indicadores de actividad fueron robustos al cierre del 4T. El índice de la cifra de negocios del sector servicios avanzó un 4,9% interanual en diciembre. Su homólogo del sector industrial también creció a buen ritmo (2,6% interanual), pero la ralentización de la entrada de pedidos en la segunda mitad del año hace prever un 2016 algo más flojo para el sector secundario.

El déficit comercial se mantuvo prácticamente estable en 2015. Pese a que la caída del precio del petróleo supuso un ahorro en la factura energética de 12.000 millones de euros, el superávit no energético se redujo en una cantidad similar debido al fuerte aumento de las importaciones, que crecieron un 11,6% anual. De cara a 2016, el bajo precio del petróleo seguirá favoreciendo el saldo comercial.

La deuda de las Administraciones públicas apenas creció en el mes de diciembre y se situó en 1.070 miles de millones de euros. La deuda pública a cierre de 2015 alcanzó el 99,0% del PIB, según nuestras previsiones del PIB del 4T. El elevado nivel, a pesar de ser algo inferior al esperado, pone de manifiesto la importancia de seguir con los esfuerzos de consolidación fiscal.

La tasa de morosidad se redujo hasta el 10,1% en diciembre. En los últimos dos años, la morosidad se ha reducido en 3,5 p. p. desde el máximo alcanzado en diciembre de 2013. Se afianza, así, la tendencia descendente de los créditos dudosos, que en diciembre retrocedieron un 21,8% interanual.

Compartir: