Compartir: 
La economía estadounidense mantiene una sólida tasa de crecimiento en el 3TLa economía estadounidense mantiene una sólida tasa de crecimiento en el 3T

La economía estadounidense mantiene una sólida tasa de crecimiento en el 3T. En particular, el PIB de EE. UU. creció un 0,7% intertrimestral, en línea con el avance del 2T y por encima de lo previsto por CaixaBank Research y por el consenso de analistas. En términos interanuales, el avance fue del 2,3%. Aunque se trata de una primera estimación, ha sorprendido el moderado impacto de los huracanes en la tasa de avance económico. Por componentes de demanda, el mantenimiento del sólido ritmo de crecimiento se debió, en parte, a la significativa contribución positiva del componente de existencias y a la caída en las importaciones, que compensaron la leve desaceleración del avance del consumo privado y la inversión no residencial. Con todo, estos dos componentes, que representan en torno al 80% del PIB, siguieron anotando crecimientos notables.

Xi Jinping refuerza su poder en el Congreso del Partido Comunista. Xi afrontará su segundo (y teóricamente último) mandato de cinco años como máximo mandatario chino con un respaldo muy amplio del Partido para gobernar. La elección de su asesor económico, Liu He, como nuevo miembro del Politburó del Partido, parece indicar que la política económica no sufrirá grandes alteraciones, al menos a corto plazo. Así, se espera que el cambio de modelo productivo continúe de forma gradual. El gran interrogante pivota en torno a si el presidente chino, con un margen de maniobra mayor, decide avanzar por el camino de las reformas para reducir el elevado endeudamiento del país.

La inflación japonesa volvió a aumentar ligeramente, aunque todavía se sitúa en cotas bajas. Así, la inflación general subió hasta el 0,7% en septiembre (1 décima por encima del registro de agosto), mientras que la subyacente (sin alimentos frescos ni energía) se mantuvo plana en el 0,2%, lo cual señala las dificultades de la economía japonesa para controlar los riesgos de deflación.

Compartir: