Compartir: 
La eurozona crece de forma más equilibrada en el 4T 2017La eurozona crece de forma más equilibrada en el 4T 2017La eurozona crece de forma más equilibrada en el 4T 2017La eurozona crece de forma más equilibrada en el 4T 2017

La eurozona crece de forma más equilibrada en el 4T 2017. Eurostat confirmó que la economía de la eurozona avanzó un 2,7% interanual (0,6% intertrimestral) en el 4T 2017. Por componentes, la demanda interna redujo su contribución al crecimiento interanual del PIB hasta los 1,4 p. p. (1,9 p. p. en el 3T 2017), debido a una moderación del ritmo de avance del consumo privado. Por su parte, la demanda externa aumentó su contribución hasta los 1,3 p. p. (0,8 p. p. en el 3T). El buen comportamiento de la demanda externa se debió a la robustez de las exportaciones de bienes y servicios, que crecieron un 2,9% interanual (2 décimas más que en el trimestre anterior), y a un menor ritmo de incremento de las importaciones (1,6% interanual, comparado con un 2,0% en el 3T).

El consumo privado en la eurozona se mantiene en niveles elevados. Las ventas minoristas aumentaron un 2,0% interanual en enero, 1 décima por debajo del registro del mes anterior, pero similar al promedio del 4T 2017 (1,9% interanual). Este dato sugiere que el consumo de los hogares se mantiene como uno de los pilares de la expansión económica de la eurozona en el inicio de año.

El BCE revisa al alza las previsiones de crecimiento de la eurozona para el 2018 hasta el 2,4% (+0,1 p. p. respecto a las anteriores) y mantiene las previsiones para 2019 en el 1,9% (muy similares a las previsiones de CaixaBank Research, del 2,5% y 2,0%, respectivamente). Esta revisión refleja el mayor empuje de la demanda externa gracias a las mejores perspectivas de crecimiento global. Por otra parte, el BCE prevé que la inflación se mantenga en niveles contenidos, debido a la apreciación del euro. Concretamente, la institución espera que la inflación se sitúe en el 1,4% en 2018 y 2019.

Economía portuguesa

Portugal sale de la categoría de países con desequilibrios macroeconómicos excesivos. Tras un análisis exhaustivo de la economía portuguesa, la Comisión Europea consideró que se ha producido una reducción notable de los desequilibrios macroeconómicos. Así, la institución subrayó la recuperación del mercado laboral, en particular el menor desempleo de larga duración, así como la mejora del sector bancario, como atestigua la disminución de la morosidad. Asimismo, la Comisión destacó la importante reducción del endeudamiento externo e interno. Con todo, recordó que ambos permanecen en niveles superiores a los recomendados, por lo que hizo hincapié en continuar los esfuerzos para conseguir una corrección sostenible de los desequilibrios.

Compartir: