Compartir: 
La expansión continúa a velocidad moderada

La demanda interna apoya la recuperación. La composición del PIB del 4T 2015 (+0,3% intertrimestral) muestra la contribución positiva de la demanda interna (+0,6 p. p.), en particular de la inversión (+0,3 p. p.), mientras que la demanda externa restó al crecimiento (-0,3 p. p.)

El BCE prevé una recuperación algo más lenta hasta 2018. La institución rebajó ligeramente sus previsiones de crecimiento para la eurozona, hasta el 1,4% en 2016 y el 1,7% en 2017. El BCE alegó una agudización de los riesgos de la economía mundial, el aumento de la volatilidad en los mercados financieros y la apreciación del euro respecto al conjunto de socios comerciales. En cuanto a la inflación, recortó significativamente su previsión para 2016, hasta el 0,1%, por una menor recuperación del precio del petróleo.

Compartir: