Compartir: 
La falta de acuerdo entre Grecia y sus acreedores pone a prueba la fortaleza de los mercados europeosLa falta de acuerdo entre Grecia y sus acreedores pone a prueba la fortaleza de los mercados europeos

Las negociaciones para prorrogar el rescate griego no llegan a buen puerto. En contra de lo que sugería el acercamiento de las posturas de las últimas semanas, la reunión extraordinaria del Eurogrupo del sábado se saldó sin un acuerdo entre Grecia y el resto de socios europeos. La convocatoria, por parte del primer ministro heleno, Alexis Tsipras, de un referéndum el próximo domingo sobre las condiciones exigidas por los acreedores del país, y su consigna de votar en contra ponen de manifiesto las discrepancias entre ambas partes. Esta falta de acuerdo para extender el rescate dificulta el pago del préstamo de 1.500 millones de euros al FMI que vence este martes, y dibuja un escenario futuro repleto de interrogantes. A corto plazo, los focos se centran en las tensiones de liquidez del sistema bancario heleno, máxime tras la decisión del BCE de no aumentar la cuantía de los préstamos de emergencia (ELA) a los bancos griegos, lo que ha obligado a Tsipras a anunciar medidas de control de capitales (cierre de oficinas bancarias y límite a la retirada de efectivo). Asimismo, a largo plazo, las negociaciones entre Grecia y sus acreedores se adentran en terreno desconocido. Los mercados europeos han abierto este lunes con caídas generalizadas de las bolsas y aumentos de las primas de riesgo periféricas.

El mercado bursátil en China se tambalea y el banco central imprime mayor laxitud a su política monetaria. El banco central chino ha recortado el tipo oficial sobre préstamos por cuarta vez desde noviembre, así como la tasa oficial de depósitos, en 25 p. b., hasta el 4,85% y el 2,0%, respectivamente. La entidad también redujo la ratio de reservas obligatorias de los bancos en 50 p. b., hasta el 16,0%. Las actuaciones de la autoridad monetaria china tienen lugar después del severo correctivo registrado en el mercado bursátil del país. Tras revalorizarse un 150% en los últimos doce meses, la bolsa de Shanghái se ha desplomado un 18% desde el 12 de junio, mientras que la corrección alcanza el 20% en la bolsa de Shenzhen.

Compartir: