Compartir: 
La Fed manda un mensaje continuistaLa Fed manda un mensaje continuista

La Fed manda un mensaje continuista. Por un lado, la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, en inglés) se saldó sin cambios en el tipo de interés de referencia objetivo (en el intervalo 1,00%-1,25%) y dio continuidad a la visión del escenario macroeconómico. Concretamente, la Fed valoró positivamente la evolución de la actividad y el mercado laboral, pero volvió a constatar que la inflación se mantiene por debajo del objetivo del 2%. En conjunto, los miembros del FOMC reiteraron su visión de que, con alzas graduales en los tipos de interés, la actividad económica y el mercado laboral seguirán mostrándose lo suficientemente dinámicos como para alcanzar el objetivo de inflación a medio plazo. En este sentido, los inversores asignan una probabilidad superior al 90% a una nueva subida del tipo de interés de referencia en la próxima reunión de diciembre. Por otro lado, Trump propuso a Jerome Powell como nuevo presidente de la Fed. Powell, que actualmente ya es miembro de la junta de gobierno de la Fed, tomará el relevo en febrero de 2018, dando continuidad a una normalización gradual de los tipos de interés.

El Banco de Inglaterra sube el tipo de referencia. Tras unos datos de inflación sostenidamente por encima del objetivo del 2%, el Banco de Inglaterra subió el tipo de referencia en 25 p. b. hasta el 0,50%. Sin embargo, Carney indicó que el proceso de normalización será muy gradual.

Se mantienen las entradas de capital hacia los mercados emergentes. En octubre, las economías emergentes continuaron atrayendo inversión extranjera y recibieron entradas netas de capital por valor de 13.600 millones de dólares (flujos de cartera, según estimaciones del IIF).

El precio del petróleo sube con fuerza. Por primera vez desde julio de 2015, el precio del barril de calidad Brent se situó por encima de los 60 dólares. Este movimiento al alza estuvo apoyado por la reducción de las existencias de crudo en EE. UU. y la expectativa de que Arabia Saudí y Rusia sean favorables a prorrogar el acuerdo de recorte de la producción de crudo más allá de marzo de 2018.

Compartir: