Compartir: 
La inflación en la eurozona repuntó en mayo hasta el 1,9%La inflación en la eurozona repuntó en mayo hasta el 1,9%La inflación en la eurozona repuntó en mayo hasta el 1,9%La inflación en la eurozona repuntó en mayo hasta el 1,9%

La inflación en la eurozona repuntó en mayo hasta el 1,9%, 7 décimas por encima del registro del mes anterior. Este aumento se debió, principalmente, a la presión que el precio del petróleo ejerció sobre el componente energético, que registró un crecimiento del 6,1% interanual (2,6% en el mes anterior). Por su parte, la inflación subyacente aumentó en mayo y se situó en el 1,3% (1,1% en abril).

Prosigue la mejora del mercado laboral de la eurozona y el clima de confianza continúa en niveles elevados. En concreto, el índice de sentimiento económico (ESI) para el conjunto de la eurozona se situó en los 112,5 puntos en mayo, 0,2 puntos por debajo del registro del mes anterior, pero por encima del promedio de 2017 (110,7 puntos). En el plano laboral, en abril, el desempleo en la eurozona se situó en el 8,5%, 1 décima por debajo del registro del mes anterior. Todo ello apunta a que el crecimiento de la actividad de la eurozona se situará en cotas elevadas en el 2T.

Economía portuguesa

El PIB creció un 2,1% interanual en el 1T 2018 (0,4% intertrimestral) apoyado por la demanda interna. A pesar de tratarse de un crecimiento significativo, ello supuso una desaceleración de 0,3 p. p. con respecto al avance interanual del 4T 2017 ante el menor empuje de las exportaciones. Por su parte, la demanda interna aumentó su contribución al crecimiento del PIB (+2,6 p. p.) gracias al incremento de existencias y a pesar de que la inversión en construcción se vio impactada por una meteorología adversa. De cara al 2T, los indicadores de sentimiento de mayo apuntan a que continuará el dinamismo de la economía lusa: la confianza de los consumidores aumentó hasta los 3,3 puntos, un máximo histórico, y el indicador de clima económico hasta los 2,3 puntos (1,9 puntos en el 1T).

La inflación aumentó en mayo hasta el 1,0%, por encima del 0,4% registrado en abril. Este repunte se debió, fundamentalmente, al aumento de los precios energéticos (+5,5% interanual), así como a la disipación del efecto calendario de Semana Santa. En la misma línea, la inflación subyacente también aumentó en mayo hasta el 0,6% (0,2% en abril).

Compartir: