Compartir: 
La mejora de las perspectivas de crecimiento en la eurozona apoyan la evolución de los precios

La OCDE revisa al alza sus previsiones de crecimiento para la eurozona hasta el 1,4% en 2015 y el 2,1% en 2016. La mejora de las perspectivas para la eurozona contrasta con el empeoramiento en los EE. UU. y los países emergentes, y se explica por el apoyo simultáneo del bajo precio del petróleo, la depreciación del euro y las condiciones más favorables de financiación.

La inflación de la eurozona se sitúa en el 0,3% en mayo y mantiene la tendencia alcista. El aumento del precio de los servicios (+1,3% interanual en mayo) impulsa tanto la inflación general como la subyacente hasta el 0,3% y el 0,9%, respectivamente.

Compartir: