Compartir: 
La mejora del entorno exterior, en especial de la eurozona, da un nuevo impulso a la economía españolaLa mejora del entorno exterior, en especial de la eurozona, da un nuevo impulso a la economía españolaLa mejora del entorno exterior, en especial de la eurozona, da un nuevo impulso a la economía española

La recuperación de la eurozona impulsa los pedidos industriales españoles. Los pedidos de la industria avanzaron en marzo un 2,4% interanual, gracias a la buena evolución de los pedidos del mercado interior (3,8% interanual) y, sobre todo, de la eurozona (11,5% interanual). El buen tono de la industria también se observa en la cifra de negocios de este sector, que aumentó un notable 3,2% interanual en marzo (0,7% en febrero). Por otra parte, se acelera el ritmo de expansión del sector servicios: la cifra de negocios creció un 5,6% interanual en marzo (3,5% en febrero).

Las exportaciones sorprendieron al alza en marzo y el dinamismo en el sector turístico prosiguió en abril. Las exportaciones de bienes avanzaron un robusto 12,5% interanual en marzo, lo que situó el crecimiento del 1T 2015 en el 4,4% interanual, después de la apatía de los meses de enero y febrero. Ha apoyado este avance, además de la depreciación del euro, la mejora de los precios de los productos exportados (mientras que en 2014 cayeron, en el primer trimestre de este año avanzaron cerca del 1% interanual). Los datos turísticos también corroboran la buena marcha del sector exterior: España recibió 5,4 millones de turistas internacionales en abril, un 2,8% más que el mismo mes del año pasado.

Los balances bancarios, cada vez más saneados. En marzo, el saldo de crédito dudoso disminuyó en 4.289 millones de euros (hasta los 166.219 millones de euros), el decimotercer mes consecutivo de descensos. La tasa de morosidad se redujo en 41 puntos básicos, hasta el 12,1%. Para 2015 prevemos que el saldo de crédito dudoso siga disminuyendo, lo que, combinado con una caída moderada del saldo vivo de crédito, ayudará a reducir aún más la tasa de morosidad.

Compartir: