Compartir: 
La mejora del sentimiento inversor se afianza con la vista puesta en la reunión del BCELa mejora del sentimiento inversor se afianza con la vista puesta en la reunión del BCE

Segunda semana consecutiva de recuperación en los mercados de acciones y bonos corporativos globales tras la zozobra registrada en junio con motivo del brexit. Las bolsas europeas han mostrado sólidos avances, comprendidos entre el 4% y el 6%, aupadas por el buen comportamiento del sector bancario, cuyos ascensos se han situado cerca del 9%. Por su parte, el índice estadounidense S&P 500 ha alcanzado nuevos máximos históricos. Estas subidas bursátiles se han producido al tiempo que las rentabilidades de la deuda pública a 10 años de EE. UU. y Alemania han repuntado 19 p. b. y 18 p. b., respectivamente. Esta dinámica risk-on ha contado con la ayuda de diversos factores: declaraciones constructivas (tanto de autoridades británicas como de la UE) en relación al proceso negociador que debe llevar al brexit; avances en el proceso de saneamiento de la banca italiana; buenas cifras del mercado laboral en EE.UU. (que despeja dudas sobre la solidez de la expansión americana); y expectativa de nuevos estímulos monetarios por parte del Banco de Inglaterra (aunque mantuvo los tipos oficiales en su reunión del pasado jueves, la entidad mostró su disposición a mover ficha en la del 4 agosto). La atención se centra ahora en las decisiones y anuncios que realice el BCE este próximo 21 de julio.

Arranca la campaña de beneficios empresariales del 2T 2016 en EE. UU. con sorpresas positivas en entidades del sector bancario como JP Morgan y Citigroup. Para el conjunto del S&P 500 las previsiones de los analistas contemplan un retroceso de los beneficios del 5,9% interanual (1T 2016: -6,7%).

Compartir: