Compartir: 
La producción industrial en la eurozona modera su caída en febreroLa producción industrial en la eurozona modera su caída en febreroLa producción industrial en la eurozona modera su caída en febrero

La producción industrial en la eurozona modera su caída en febrero. En particular, el índice de producción industrial para el conjunto de la eurozona cayó un 0,3% interanual en febrero, un registro más moderado que en enero (–0,7%). Por países, destacaron en negativo Alemania, donde el índice volvió a caer de forma significativa (–2,0% interanual), y España, donde el índice retrocedió ligeramente (–0,4%). En cambio, en Italia, el índice registró un avance positivo por primera vez desde octubre de 2018 (0,9% interanual). Estos datos muestran que el sector industrial continúa atravesando dificultades y apuntan a un crecimiento moderado en la eurozona en el 1T.

La salida del Reino Unido vuelve a retrasarse. La UE concedió al Reino Unido una nueva extensión del artículo 50, esta vez hasta el 31 de octubre, con el fin de dejar más tiempo para reconsiderar la estrategia de salida de la Unión. No obstante, si la Cámara de los Comunes logra ratificar el acuerdo de salida antes del 22 de mayo, el Reino Unido podrá salir de la UE sin tener que participar en las elecciones de mayo al Parlamento Europeo.

Economía portuguesa

Los volúmenes de negocio de la industria muestran cierta debilidad por el sector energético. En particular, el volumen de negocios para el conjunto de la industria cayó un 1,0% interanual en febrero, debido a la fuerte contracción (–10,3%) en las ventas de bienes energéticos. No obstante, si excluimos la energía, el volumen de negocios creció un 1,9% interanual, aupado por el aumento de las ventas de bienes intermedios (2,8% interanual) y de inversión (5,8%). También destacó la evolución positiva de las ventas al exterior, que avanzaron un 1,2% interanual en febrero.

La balanza comercial mantiene una trayectoria desfavorable. Concretamente, el déficit de bienes alcanzó los 18.300 millones de euros en febrero (acumulado de 12 meses), un registro equivalente al 8,8% del PIB. Este deterioro del déficit (del 24% con respecto al mismo periodo de 2018) refleja un crecimiento de las importaciones (8,7% interanual) sustancialmente por encima del de las exportaciones (4,7%). Ello es así incluso si se excluyen los bienes de transporte, que en estos últimos meses se han visto influidos por la adquisición de aviones por parte de TAP.

Las nuevas operaciones de crédito se moderan en los primeros meses del año. En particular, estas se redujeron un 0,6% interanual en el acumulado del año hasta febrero, debido a la caída de nuevos préstamos a empresas (–5,5% interanual). No obstante, estas cifras se ven condicionadas por efectos de base desfavorables (relacionados con una operación crediticia de elevado importe realizada en enero de 2018). Corrigiendo por este efecto de base, las nuevas operaciones al sector privado crecieron cerca del 10% interanual. Por su parte, las nuevas operaciones de crédito a particulares siguieron evolucionando favorablemente, aupadas por el dinamismo del crédito a la vivienda (11,7% interanual).

Compartir: